Si tú estás bien, el mundo está bien

En la vida, generalmente el mayor enemigo no está ahí fuera. El mayor de todos los enemigos vive en nuestro interior.

La historia ha demostrado que los grandes imperios han caído desde dentro, no desde fuera, y con el ser humano sucede igual. Por lo que el gran desafío de la vida, nuestro gran reto, está en nuestro interior, ya que cuando dominamos a nuestro enemigo interior, ahí fuera no hay enemigo lo suficientemente grande para detenernos.

Cuando nuestro interior está bien, nuestras emociones y nuestra visión fluyen de manera positiva, convirtiendo el mundo en un reflejo de nuestro interior, a pesar de las circunstancias. Por eso la mayor inversión del ser humano tiene que ser en uno mismo, porque cuando tú estás bien el mundo está bien.

Aquí os dejo este pequeño video con una preciosa historia que demuestra esto.



Deja tus comentarios aquí: