Siempre hay que dar gracias

Hoy, cuarto jueves de noviembre, se festeja el Día de Acción de Gracias en Estados Unidos, aunque originalmente se hacía el último jueves. En Canadá, por su parte, se celebra el segundo lunes de octubre.

El Día de Acción de Gracias o Thanksgiving es una de las más importantes tradiciones que tiene Estados Unidos. Es una celebración familiar durante la cual muchas personas viajan para reunirse con sus seres más queridos, y marca el inicio de la temporada navideña.

Para este día existe un menú tradicional: se come pavo asado, puré de patatas, batatas caramelizadas y judías verdes o zanahorias glaseadas y panecillos de acompañamiento. El postre típico es el pastel de calabaza o de nueces pacanas.

Nunca es muy temprano o muy tarde para agradecer; este es un día especial para cultivar el hábito de la gratitud, sobre todo en los niños y que comprendan que debe estar agradecidos a diario.

Manifestar nuestro agradecimiento debería ser un festejo diario, aunque resulta maravilloso tener un día para reunirnos con la familia y amigos, compartir un delicioso banquete y disfrutar un momento lleno de alegría. Además, es la puerta para recibir la Navidad, la época favorita de muchas personas en el mundo, cuando la compasión, el amor y la paz reina en cada rincón.

Aunque es una tradición norteamericana, la celebración del Thanksgiving se ha extendido a diferentes países, sobre todo latinoamericanos como, por ejemplo, Puerto Rico. El Día de Acción de Gracias resulta una tradición transformada que de alguna manera ha evolucionado y ahora forma parte de las costumbres de muchas familias de habla hispana.

Cada día es un regalo por el cual estar agradecido, ya que la gratitud convierte lo que tenemos en suficiente, enriquece el alma y es la llave de la abundancia. La invitación es a disfrutar de este día y a iniciar cada uno de los que vienen con actitud de gratitud.



Deja tus comentarios aquí: