¿Sientes rechazo al dar teta? Se llama agitación del amamantamiento

¿Sientes rechazo al dar teta? Se llama agitación del amamantamiento

La agitación del amamantamiento se reconoce como el rechazo a dar el pecho, y suele ocurrir con bebés grandes, en general a partir del año. Igualmente, cuando la madre está recién dada a luz y da lactancia en tándem (amamantar a dos bebés de diferentes edades), siente pocas o ningunas ganas de dar teta al bebé grande.

Algunas mujeres sienten, incluso, malestar físico real; no es su imaginación. Se manifiesta con calambres, dolor, unos corrientazos que se sienten desde la axila, dolor de cabeza y mareos. Este malestar físico viene acompañado con rechazo, sensación de culpa, querer correr y terminar de inmediato con la toma. Ocurre solo con el bebé grande cuando están en tándem, y suelen adjudicarlo a la fuerza de la succión, fuerza que hasta ahora no les había molestado.

Digamos que es una dolencia emocional con manifestación física. La mujer vive cada toma contando los minutos para que termine. Lo más duro de la agitación del amamantamiento para la madre es la culpa de sentir ese rechazo y ganas de destete inmediato. Lo más duro para el bebé es percibir este alejamiento, lo que le hace responder de forma totalmente contraria y aferrarse mucho más a mamá, incluso incrementar peticiones de teta cuando ya casi no la tomaba de día.

¿Qué hacer ante la agitación?

Lo primero es reconocerla. Lo segundo, pedir guía para saber si quieres acabar ya con la lactancia o tratar de pasar la etapa de agitación y que el destete ocurra no por impulso, sino por decisión, de forman amorosa y consciente.

Imagen de seeseehundhund en Pixabay



Deja tus comentarios aquí: