Siete principios para transformar tu vida

El hecho de comenzar un nuevo año nos llena de entusiasmo, nos inspira a establecer nuevos retos, nuevos desafíos, y comienza nuestra mente a establecer esas promesas. En algunas personas esto puede ser un chispazo que hará arrancar el motor de la creación, pero en ocasiones no sabemos por donde comenzar. Para ello le queremos presentar un proceso que ha sido probado en distintas áreas, tanto personales, laborales, financieras, de pareja, salud, etc. Es un enfoque de balance de vida donde usted puede administrar muchas áreas de su vida, estableciendo la metas claras hacia donde desea ir.

Principios naturales

  1. Los cambios son parte del proceso y deben ser valorados como herramientas de aprendizaje. “Adaptación”. La capacidad de adaptación a los cambios del entorno es uno de los primordiales principios de la naturaleza. El poder resistir a los cambios de temperatura, de condiciones atmosféricas, de agentes agresores, ha sido para la madre tierra un verdadero reto. Y a pesar del constante ataque, ella ha podido sobrevivir y mantenerse ofreciendo las temporadas con ciertas variantes, pero no ha decidido cerrar su negocio por ello. Así como la naturaleza valora esos cambios y los toma como parte del proceso evolutivo, así las personas deben comprender que los cambios y obstáculos son parte de la vida y deben darle su valor y aceptación.
  2. Una persona puede cambiar su aspecto o creencias a medida que pasan los años pero sin perder su esenciaExiste un miedo al cambio que nos hace creer que a medida que cambiamos podemos perder la esencia de nuestra personalidad. Ese temor ha tenido limitadas a muchísimas personas, haciéndoles perder la posibilidad de hacer esa variación que no implica perder por completo la identidad original. Cuando usted tiene bien clara la esencia de su vida, el darle ciertos matices de acuerdo al medio ambiente para poder sobrevivir, no hace que pierda su proyecto o su pasión original. Es como el mimetismo del camaleón, el cual cambia de color según la circunstancia, pero siempre será un camaleón, solo que cambió de color para aprovechar o cuidarse de una determinada situación.
  3. El hecho de que algo en tu vida no esté funcionando no implica que la totalidad de tu vida no funcione. “Temporalidad”. Cuando un árbol pierde todas sus hojas por la llegada del otoño, no quiere decir que debemos removerlo, ya que se está preparando para recibir el invierno; el árbol debe soporta el peso de la nieve sin que su tronco fallezca o se derrumbe. Y luego de pasado el invierno comenzarán a salir sus nuevas hojas. Con ese ejemplo podemos recrear las acciones que muchas veces hacemos con las personas que tenemos a nuestro alrededor, familia, amigos, trabajo. Pues eliminamos, rompemos, separamos de alguien por el simple hecho de que no tiene el mismo comportamiento que tenia anteriormente o no está dando el resultado esperado. Para estos casos es importante reconocer que las personas así como las situaciones tienen su tiempo. Lo importante es saber cuando esperar, mantener, modificar o eliminar.
  4. Existen épocas para invertir, para guardar, para impulsar, para crecer. Debemos conocer los ciclos de la vida y entender que no todos los periodos son iguales. Es muy importante conocer el ciclo de tu vida. Todo tiene su temporada y al conocerla usted entenderá cuándo es el momento de guardar, producir, aprender, prepararse, o salir a vender, promocionar. No todos los tiempos son iguales y al desconocer este principio podría perder tanto tiempo, salud, relaciones, dinero, así como las oportunidades.
  5. Tener la constancia de insistir, con la paciencia de saber esperar que las actividades den resultado. Pareciera contradictorio la constancia de insistir con la paciencia de esperar, pero allí está un factor fundamental de vida. La constancia siempre ha sido un valor de éxito pero cuando observamos el crecimiento de una planta, esta requiere la constancia del regado y cuido día a día, pero no podemos decirle apúrate, crece rápido, sino que debemos tener la paciencia de maravillarnos cada día con el poquito progreso que ella tiene. Así funcionan los proyectos. Se debe ser persistente y paciente, además de maravillarse por cada mínimo avance diario de las actividades que se logran y los éxitos obtenidos. No existe un tamaño final de la planta así como tampoco existe un tamaño final de su vida.
  6. Reconocer los riesgos naturales que tienes en la vida y cómo aceptarlos y prevenirlos. Existen riesgos naturales inevitables. Lo más importante es poder identificarlos, hacer un plan de prevención, y buscar la manera de minimizar el impacto de ese riesgo, y hasta en algunos casos poder eliminarlo. El manejo del riesgo de manera inteligente y metódica ayuda a muchos a poder sobrevivir a posibles daños fatales.
  7. shutterstock_103868555La mejora continua es un valor que es infinito dentro de los infinitos recursos y oportunidades. El creer en la mejora continua hace que veamos las oportunidades de mejorar en cada situación; hace que el lente que observa el entorno pueda percibir la infinidad de recursos con los que contamos. Igual como la naturaleza sabe que puede tomar de la tierra gran cantidad de recursos para hacer que evolucionen distintas especies y estas se van adaptando y transformando en su proceso de evolución o de mejora continua, así mismo usted debe entender que siempre hay una mejor camino y una mejor forma de hacer las cosas y que esto le brinda infinitas posibilidades de lograrlo bajo el concepto de que en la tierra hay infinitos recursos.


Deja tus comentarios aquí: