Significado del número OCHO: Numerología Metafísica

Significado del número OCHO: Numerología Metafísica

El Amor del Creador es infinito. La energía del ocho se manifiesta en las personas nacidas en el mes de agosto. También, en los días 8, 17 y 26. Es una vibración muy potente en la sumatoria de todos los números de la fecha de nacimiento y cuyo resultado sea este número. El OCHO indica que poseen una energía par, pasiva y femenina. Su palabra clave es justicia. Su autoridad es incuestionable. Nacidos para mandar y ser obedecidos. Lo da todo y exige muchísimo a cambio. Sus lemas son: “un día a la vez” y “todo es posible en este mundo”.

Entra con facilidad en el espacio interior de las personas que les rodean. Sonríen fácilmente con mucha simpatía. Incluso, puede saber lo que piensan y sienten los demás. Son muy clarividentes, psíquicos y empáticos. El ocho anda siempre creciendo personalmente y financieramente. Invierte bien su dinero, de modo que siempre ver crecer su patrimonio. Compra inmuebles costosos y bellos. No acepta gastos superfluos o banales. Todo lo que sabe hacer es invertir bien el dinero que llega a sus manos. Cuando se conecta con la tranquilidad equilibra muy bien su mundo material y su mundo espiritual. Tiene ideas muy originales que las concreta fácilmente en la realidad física. Se interesa por igual en su éxito financiero como en su purificación energética e iluminación. La energía del OCHO es intensa e intransigente. Su energía es de crecimiento. Todo lo que toca florece y da buenos frutos. Puede considerarse un Rey Midas en tiempos actuales, ya que todo lo que toca lo convierte en oro.

Son ángeles en la Tierra. Son inocentes como niños. Carecen de malicia. Observa con detenimiento lo místico que es este número 8 y su energía infinita. Ellos encuentran a Dios Padre Celestial en la energía del dinero. Tienen conexión directa con el progreso y la abundancia. Personas asertivas. Son valientes no conocen el significado de la palabra miedo. Sus manos tienen el poder de la sanación. Canalizan la energía vital del Creador, en todos los planos de la existencia. Su presencia siempre es positiva y alegre. Nacen con la capacidad de saber lo que ocurrirá en los futuros posibles. Se conectan fácilmente con varias líneas del tiempo. Necesitan siempre muchas demostraciones de amor y cariño. Son kinestesicos. Amorosos y muy tiernos. Su maestría es el amor incondicional. Les gusta dar y recibir amor. Siempre.

La energía del OCHO es intensa e intransigente. Son muy exigentes consigo mismo. Profundamente realistas. Son constructores de su propio destino a base de trabajo duro y mucha disciplina. La mayoría de las personas lo perciben a los OCHO como seres con gran seguridad y autocontrol. Son capaces de conseguir todo lo que enfocan su mente y en su corazón. Tienen mucha resistencia física, mental emocional y espiritual. Se inspiran en las grandes biografías de los grandes personajes de la humanidad. Poseen un temperamento fuerte y es capaz de concentrar mucha energía cuando se enfoca en alcanzar una meta o proyecto. A veces son impetuosos y vehementes en todo lo que le apasiona. Son muy pragmáticos.

Todos los 8 son muy disciplinados, audaces, tenaces, muy trabajadores, exitosos, perseverantes, silenciosos, reservados, estudiosos, buenos lectores, muy educados, cautelosos, y a veces distantes. No tienen vicios o adicciones a las drogas. De mentalidad muy práctica. Se pueden destacar exitosamente en todo lo que hacen. Su capacidad laboral puede hacerles triunfar en el mundo financiero. Se exigen muchísimo y también lo hacen con los demás. Todo OCHO odia la mediocridad y la flojera. Le atraen por igual los negocios y el dinero. Concretan todos sus proyectos de vida. Manejan muy bien el concepto de beneficios a largo plazo.

Los OCHO se realizan profesionalmente en todo lo relacionado con la economía. Pueden ser excelentes banqueros, asesores de empresas y negocios. Son exitosos abogados. También, sienten mucha satisfacción y realización en todas las carreras relacionadas con la salud. Odontología. Obstetricia. Sicopedagogos. Psiquiatras. Psicólogos. Se desarrollan muy bien en todo lo relacionado con la medicina cuántica y holística como la acupuntura, la homeopatía, musicoterapias, aromaterapias, Registros Akáshicos, Thetahealing, Reiki, Constelaciones Familiares… son sanadores por naturaleza. Y especialistas en Meditación y Yoga.

En su vibración negativa los 8 se vuelven obsesivos, rígidos, mal pensados, necios, gritones, obstinados, manipuladores, celosos, depresivos, ansiosos, estresados, nerviosos, desordenados, insoportables, densos y vampiros energéticos. Con baja autoestima suelen tener pensamientos suicidas. Necesitan sanar memorias y patrones erróneos en el amor. También, les cuesta perdonar alguna ofensa o exclusión, ya que guardan profundos resentimientos. No olvidan fácilmente una crítica o chisme. Se aíslan de la gente tóxica.

El 8 debe conectarse constantemente con su “Yo Adulto”. Incluso en el ámbito laboral debe poner orden en todos los asuntos, desde su pensamiento y perspectivas de adulto. Y no ser malcriado. Tendrá de dejar de pelear con la gente desde su “Yo Niño”. Todo esto es muy negativo para él. Pierde credibilidad y respeto. Incluso, cuando actúa desde su “Yo Padre/Madre” aparentan ser imperturbables. Lo mejor es la aceptación. Así que los 8 deben aceptar la vida tal cual es. Aceptar a todas las personas tal cual son. Pues, cada quien es responsable de sus acciones. Cada quien es responsable de construir su futuro. Y punto. Que cada quien cargue su equipaje de vida. Así es.

Por otra parte, en la numerología metafísica no existen los números negativos. La energía no miente. La energía metafísica de los números depende de su vibración alta o baja. La energía es infinita. La energía de los números es perfecta. Con estos grandes saberes quiero decir que no existen números negativos ni malos. Si alguien dice que tal o cual número es kármatico… lo está viendo o sintiendo desde su polaridad discordante. Así que se hace necesario revisar los juicios. La intención, también, rige la energía de los números. Toda vibración energética se puede sanar e intencionar con palabras y pensamientos. Subir la vibración de un número es perfecto. Cada número se mueve en su Cápsula Mercabah en una espiral infinita en el Universo. Todo es energía. Todo fluye perfectamente. Toma conciencia de este asunto. Gracias. Por favor, observa. Todo es vibración.

Imagen de Dean Moriarty en Pixabay



Deja tus comentarios aquí: