Significado del número SEIS: Numerología Metafísica

Significado del número SEIS: Numerología Metafísica

Las personas nacidas los días 6, 15 y 24 de cada mes, también los nacidos en el mes de junio poseen en esencia la vibración energética par, pasiva y femenina. También, esto aplica a los que poseen el 6 en su sumatoria de todos los números de su fecha de nacimiento. Las palabras claves que los definen son “misticismo y abnegación”. En esta reencarnación el 6 viene a integrar todo lo humano con lo divino a través del amor incondicional. Logra tener constantemente “los pies en la tierra y el corazón en el cielo” superando la falsa ilusión y sensación de estar separado del Divino Creador. Los SEIS actúan siempre impulsados por una fe inquebrantable.

Los 6 nacen con el don de la bendición que les permite proteger y multiplicar todo aquello que bendicen. Su sexto sentido les salva continuamente de posibles peligros en su camino de vida. Poseen protección divina, poder del verbo y la oración. El número 6 vino a ser creativo y justo. Debe aprender que el bien y el mal son consideraciones humanas, así de simple. Todo depende de la óptica moralista con que se mire cualquier situación o acontecimiento. Además, debe aceptar la vida tal cual es, y punto. Todos los 6 tienen una vibración altísima. Poseen una conexión maravillosa con el Creador de todo lo que es y los planos divinos a través de la “Línea de Arco”.

Son hogareños, amorosos, honestos, íntegros, intuitivos y perspicaces. Intentará aportar, armonía y buen gusto a todas sus relaciones y aspectos de vida. Asumen todo con lealtad, solidaridad, fidelidad, meticulosidad, mucha ternura, comprensión, consideración y sentido artístico. Ellos tienen gran habilidad de realizar tareas artísticas, embellecer todo lo que toca. Logran con mucha facilidad asignarle un toque de distinción a su ropa, a la decoración y al entorno donde trabaja.

Esta personalidad del 6 concreta en este plano de la existencia a excelentes sanadores, curanderos, abogados, médicos, psicólogos, psicopedagogos, psiquiatras, consultores, enfermeros, terapeutas, artistas plásticos, políticos, trabajadores sociales y educadores de preescolar. Se desempeñan de manera eficiente y responsable en cargos gerenciales que impliquen ayudas humanitarias a nivel regional, nacional e internacional, o cualquier actividad en donde pueda desarrollar su necesidad de cuidar a los demás.

Siempre el número 6 se muestra a los demás como un “ángel guardián”, muy servicial, protector y amoroso. Se destaca por ser paternal o maternal en forma excesiva y sobreprotectora. Siempre termina haciéndose cargo de las personas con las que se relaciona. Esta persona número 6 debe procurar alcanzar la unión y el amor de familia, así como de los diferentes grupos en los que se desenvuelve. Necesitan sentirse útiles y serviciales a los demás, todo el tiempo. Generalmente, es la primera persona en apoyar a alguien, a sus amigos y familiares cuando estén pasando una situación difícil. Es el gran dador. La misión de vida de la persona seis es conectarse con el Divino Creador dentro de sí mismos, en cada persona, en su Clan Familiar, en su pareja, en sus relaciones, en sus jefes, en sus compañeros de trabajo e incluso, en cada situación. Esto no es agotador si se hace con amor y desde el amor incondicional. La persona regida por el 6 viene a desarrollar su sendero espiritual, a controlar sus pensamientos y la forma de comunicarlos. Viene a gerenciar sus emociones y sentimientos. Deberá seguir sus corazonadas, su intuición o su voz interna. Fluir con el ritmo de la vida, aceptando todo lo que ocurre a su alrededor tal y como es. De cada acontecimiento o acción sacará un hermoso aprendizaje de vida. Desarrollará mayor consciencia de las realidades sutiles o mundos sutiles. Son los místicos de la numerología metafísica. Todos los 6 se relacionan muy bien con la energía del dinero y son excelentes administradores de grandes fortunas.

Todos los 6 les corresponde desarrollar todo con mayor consciencia, responsabilidad, justicia, educación, calma y equilibrio. Ayuda a los demás sin esperar una retribución por hacerlo. Su hogar y su familia son su mundo. Son tenaces, conservadores, perfeccionistas, defienden la verdad por encima de todas las cosas. Siempre tienen una palabra calma, serena que equilibran las situaciones tensas, Además, influyen psíquicamente en las otras personas. Se preocupan por el bienestar de los que le rodean. La mayoría de las personas perciben al 6 como un ser con gran sentido común, defensor de la justicia y la igualdad, muy caritativo, patriótico, consciente de las necesidades de todos los demás. Son excelentes mediadores de conflictos, buenos anfitriones, consejeros, diplomáticos, historiadores, educadores que llegan a ser muy sensibles ante las necesidades de los indefensos y las causas perdidas.

Generalmente, asume el papel de padre o madre del Clan Familiar, siendo la autoridad del grupo. Les toca hacerse cargo de sus hermanos, padres, abuelos o incluso de su manutención desde muy pequeño o muy joven en la vida. No ponen límites en los asuntos de cada quien. Y cargan siempre con mucha responsabilidad y abnegación el equipaje de vida de todos los demás. Todos los 6 andarán buscando el tiempo, el dinero, las comodidades, los alimentos…la mensualidad, la ropa, la casa, el abrigo, el pasaje, los estudios, los libros, el transporte, los medicamentos, la manutención, etc. que sus seres queridos necesiten a pesar de sí mismos. Su entrega es total.

El equilibrio global de la vida del número 6 depende principalmente de su equilibrio sentimental. La vida en pareja de manera equilibrada y amorosa es el pilar fundamental para sentirse seguro, tranquilo y feliz en familia, hijos, pareja, incluso en la relación con papá y mamá. Armonía es la palabra clave y cuando no la tiene sus relaciones suelen ser impulsivas, caóticas, sin control emocional. Puede pasar el cielo al séptimo infierno en un santiamén.

De personalidad protectora, amorosa y controladora. De lo contrario pueden mostrarse ausentes, disfuncionales, separados y problemáticos. En los aspectos negativos y discordantes de la energía 6 los hace muy pesimistas, depresivos, ansiosos, nerviosos, muy fanáticos, incrédulos, impositivos, absorbentes en todas las relaciones amorosas. Se vuelven vulnerables, egoístas controladores, manipuladores, obsesivos, imprecisos, irracionales, tercos y agresivos. En casos extremos, su comportamiento puede ser muy frío, autodestructivo, con ideas suicidas. Estos 6 se vuelven muy injustos y proyectan sus errores en los demás. Cuando pierden el control de las circunstancias y las personas se llenan de amarguras, rencores y enojos.

Regularmente esta vibración baja del 6 viene cargada de muchos altibajos emocionales. Quieren controlar siempre a las personas y situaciones. Por lo tanto, están muy propensos al mal manejo de las emociones. Llegando a ser excesivamente hipersensible. Su “Yo Emocional” siempre está jugando al yoyo. Necesita mucho equilibrio y vivir en un ambiente hogareño. El entorno del arte, como las Galerías, podría ser un ámbito laboral que le ofrece al 6 muchos éxitos.

Imagen de Alois Wohlfahrt en Pixabay



Deja tus comentarios aquí: