¿Sin electricidad? cuidado con los alimentos refrigerados

¿Sin electricidad? cuidado con los alimentos refrigerados

¿Cuántos de ustedes  han tenido dudas de la seguridad de sus alimentos luego de un corte temporal del servicio eléctrico? Creo que todos ¿no es así? En algunas ciudades el suministro de electricidad falla a causa de tormentas o caídas del sistema, o como en el caso de Venezuela, donde los cortes eléctricos son rutinarios, por problemas de gestión y capacidad de generación energética. Sea como sea, lo importante es conocer algunos tips para minimizar las pérdidas y garantizar la inocuidad de los alimentos almacenados en nuestro refrigerador.

A continuación algunos consejos importantes durante la suspensión del servicio:

  • Mantenga las puertas del refrigerador cerradas: Con esto garantizamos que la temperatura interna del refrigerador se mantenga adecuada por el mayor tiempo posible. Tengan en cuenta que un refrigerador lleno puede mantener su temperatura hasta por 4 horas y un congelador lleno hasta por 48 horas. Si no está lleno tengan en cuenta que este tiempo es menor, pues son los propios alimentos los que mantienen la temperatura.
  • Agrupe los alimentos en bandejas: De esta forma, si el proceso de descongelado se inicia, el liquido se concentrará en las bandejas y evitaremos que humedezca a otros alimentos, acelerando el proceso y promoviendo contaminación cruzada. Por otro lado, mantenerlos agrupados hace que la temperatura se mantenga baja por más tiempo.
  • Coloque un termómetro dentro del refrigerador: Esto nos permitirá monitorear la temperatura una vez restablecido el servicio eléctrico y así determinar si los alimentos se mantuvieron “a salvo” durante la contingencia.
  • Consiga hielo seco: Si está informado que el corte del servicio será prolongado, trate de conseguir hielo seco y colóquelo dentro de su refrigerador, así extenderá el tiempo en el que se refrigerador mantiene la temperatura adecuada.

Una vez restablecido el servicio, es importante revisar cada uno de los alimentos almacenados para evaluar los posibles daños y eventualmente seleccionar los que irremediablemente deben ser descartados.

  • Verifique la temperatura: Inmediatamente después de restablecido el servicio revise su termómetro. Si la temperatura es igual o menor a 5°C  entonces sus alimentos están en perfecto estado y puede disipar las dudas de su seguridad. Si sus alimentos congelados aún tienen cristales de hielo y están a menos de 5°C puede volver a congelarlos sin problema. Si la temperatura del refrigerador registra más de 5 °C, le sugiero que monitoree la temperatura de cada alimento. Si tiene alimentos cocidos como carne y pollo que estuvieron a más de 5 °C descártelos de inmediato. Algunos quesos madurados como el parmesano pueden conservarse, pero si el queso es fresco debe descartarlo. Todas aquellas preparaciones a base de salsas y que permanecieron a mas de 5°C deber ser igualmente descartadas. Todas las salsas en frascos abiertos y que estuvieron a mas de 5 °C también deben ser descartadas.
  • Utilice sus sentidos: Cualquier alimento que haya perdido color y que manifieste un olor diferente al habitual deber ser descartado de inmediato. Cualquier otra característica diferente a la esperada en dicho alimentos también es una razón suficiente para dudar de éste y descartarlo.
  • No intente probar los alimentos para evaluarlo: Sé que parece una locura, pero ante la posibilidad de tener que descartar TODO lo que tenemos en nuestro refrigerador luego de un corte del servicio eléctrico, muchos caen en la tentación de probarlos para monitorear si aún están aptos para su consumo, por favor NO LO HAGA. Muchos alimentos parecen inofensivos pero son el caldo de cultivo de una cantidad de microorganismos que pueden atentar contra su salud.

Espero que ante la contingencia estos consejos sean de utilidad para ustedes y su familia. Tenga en cuenta que lo importante es garantizar el bienestar de nuestros seres más queridos. ¡Hasta la próxima!



Deja tus comentarios aquí: