Sobre el amor y la pasión

“ …el amor es hijo de los gitanos, jamás conoció ley alguna, si no me amas, yo te amo; si te  amo, te cuidado…”  de  Habanera, Opera “Carmen” de George Bizet, 1875.

No sé si me gustan más los poetas o los científicos, en relación con el corazón, el amor, la pasión, los celos, los poetas han descrito lo que realmente siente su alma. Díganme si lo de tener el “Corazón Partío” no es la descripción perfecta de la tristeza infinita de una pérdida. Además de que realmente a algunas personas se les desgarra el corazón de verdad, pero esto es asunto de otro artículo.

De acuerdo con el Diccionario de Virtudes y Fortalezas de Seligman y Petersen esta descripción del amor hecha por Bizet tiene que ver con la pasión obsesiva y no con el amor. La Virtud de la Humanidad y el Amor describe tres fortalezas: El amor, apego,  capacidad de amar y ser amado; la amabilidad, generosidad y bondad y la inteligencia emocional, personal y social.

El amor es descrito como la capacidad de desarrollar importantes y valiosas relaciones con otras personas, especialmente con aquellas en las que el afecto y el cuidado son mutuos, la capacidad de sentirse cerca y apegado con estas personas.

En cambio, la pasión tiene que ver con la virtud del coraje y la fortaleza de la vitalidad.

Afrontar la vida con entusiasmo y energía, hacer las cosas con convicción, dando todo de uno mismo. Vivir la vida como una apasionante aventura, sintiéndose vivo y activo.

Robert Vallerand define la pasión como: “Una fuerte inclinación hacia una actividad que nos autodefine y que es de carácter agradable, importante y en la que invertimos cantidades significativas de tiempo y energía”, y algunos autores llegan a diferenciar lo que es una pasión de lo que es un pasatiempo y cómo la pasión puede llevarnos a ser unos expertos.

Personalmente me gusta ver las cosas de manera mas sencilla, aún cuando la distinción que el investigador Vallerand ofrece para diferenciar la Pasión Armoniosa de la Pasión Obsesiva, es sumamente interesante. Ambas pasiones se diferencian por el impacto que supone para quien las posee.

La Pasión Armoniosa se genera de una actividad libre que se escoge por el placer que supone realizarla. Está caracterizada por la persistencia, la autonomía y la flexibilidad, por la pura motivación intrínseca. Esta pasión se ajusta dejando tiempo para otras actividades dentro de la vida de la persona.

pasion_300La Pasión Obsesiva está conectada con la motivación externa, de querer agradar a otros, mantener un cierto estatus importante para la autoestima. Esta pasión obsesiva puede llegar a ser inmanejable, hasta controlar la vida de la persona. Cuando la pasión obsesiva está en juego, la persona no es capaz de terminar con la actividad, por ninguna razón, y en consecuencia provoca ansiedad, culpabilidad y genera disminución de la autoestima.

Las personas que disfrutan una pasión armoniosa sienten satisfacción vital, tienden a ser gratas y agradables en el grupo que le rodea, y experimentan mucha emoción positiva derivada de su pasión. Por su parte, las personas con pasiones obsesivas experimentan más emociones negativas, son mas inflexibles y sus relaciones interpersonales se afectan negativamente.

Estuvo de moda un escrito que decía algo así como: “ Me gusta la gente que vibra…”, pues sí,  como diría Rod Stewart, necesitamos pasión, no podemos vivir sin pasión, no viviré sin pasión. Una cosa es administrar el estrés y convertirlo en resistencia y otra languidecer, que sea lo mismo lunes que martes y vamos a salir de eso.

¿Cómo alimentamos la pasión armoniosa?. Descubriendo lo que nos hace fluir, la coincidencia entre lo que una persona sabe hacer bien y lo que disfruta, lo que le hace entusiasmar.

¿Cómo controlamos la pasión obsesiva?. Estando atentos a nuestras emociones, los deseos incontrolados de darle tiempo infinito a una determinada actividad que si no la hacemos nos produce ansiedad y culpa.

Ahora entiendo lo que escribió Bizet, “…si no me amas, yo te amo; si te amo, ten cuidado! … L`amouuuUUUURRRR …”  me encanta esa frase, ¡bella!.

 



Deja tus comentarios aquí: