Sobresalir y ser Reconocidos ¿Se te hacen familiares?

Hoy tuve una dosis de Inspirulina y quise compartir esto con toda la comunidad.

En la lista de valores personales destacan una cantidad considerable y dentro de estos hoy planteo el Reconocimiento y Sobresalir, viendo este último como destacarse en «Ser el mejor». El fomento de los valores y la práctica de ellos de forma armoniosa, es lo que hace que estos den como resultado la transformación en seres humanos de calidad, pero cuando desvirtuamos su concepto o aplicación es allí donde empezamos a generar conflictos internos y externos y observamos que estos pasan a ser mal entendidos.

Hoy en día se puede destacar la «vanidad» como un permanente y referente en las relaciones interpersonales; la tecnología actual, redes sociales, televisión, estándares de belleza, entre otros, hacen que el sobresalir y ser reconocidos se convierta en necesidad y obsesión.

Recuerdo que en una actividad de formación de liderazgo y emprendimiento nos aconsejaron que para alcanzar nuestros objetivos debíamos procurar hacernos visibles, destacar, de esta forma lograríamos ser reconocidos y ciertamente es así, la actitud con la que nos desempeñemos y la humildad con la que afrontemos el «ser el mejor» en una situación particular o el reconocimiento que nos brinden marcará la diferencia en ser «bien’ o «mal» visto estos valores.

El reconocimiento es definido por Mentalidad sin límites como «…el valor de ser justos con otros y con nosotros mismos para atribuirles los logros y fallas que se merece». Es importante para las relaciones humanas armoniosas el que sean reconocidas nuestras cualidades, obras, desempeño, no por alimentar el ego, sino como factor motivador y de superación. El reconocimiento no es solo de las cosas buenas, también permite destacar lo que no hemos hecho bien, de esta forma tomar acciones para corregir y mejorar. Para mi es tan o mas importante el reconocimiento que nosotros mismos nos hagamos, de forma honesta y objetiva.

Hoy quise escribir de este tema porque lamentablemente hemos desvirtuado estos valores, como lo dije al principio, las redes sociales, la tecnología, nos están volviendo aun más vanidosos, esnobistas, hedonistas y no porque estas sean perjudiciales, sino por el uso que hacemos de ellas y quizás muchos factores psicológicos que nos llevan a actuar de esa forma.

En la actualidad se nos va la vida luchando por la necesidad de sobresalir y ser reconocidos. Sobresalir no importando si somos o no los mejores, sobresalir y ser reconocidos haciendo lo que no queremos hacer, tratando de complacer a otros, buscando destacar en «algo», queremos ser el mejor hijo, hermano, amigo, novio (a), esposa (o), trabajador, el más divertido, el mejor estudiante, la más bonita, la mejor vestida, la lista es interminable de todo aquello en lo que queremos destacar y ser reconocidos y cada vez esta carga se hace más pesada sobre nuestros hombros y al final nos pasa factura.

Es importante ponerle claridad, sinceridad y respondernos honestamente si queremos sobresalir y ser reconocidos por ego, por carencias afectivas o cuales son las razones de ello. Si la respuesta a estas preguntas  es que el reconocimiento lo vemos como una necesidad, algo allí no está funcionando bien.

Para mi que me he pasado la vida queriendo complacer y ser reconocida en ciertas «cualidades», porque consideraba que otras no las tenía o así lo veía yo, hoy considero que no tenemos necesidad de «sobresalir» ni de ser reconocidos por otros, ciertamente pensamos que esto puede aumentar nuestra autoestima, alegrar el corazón o eso creemos; estoy descubriendo que cuando tus pensamientos y acciones son libres, cuando no tienes necesidad de complacer a otros, cuando haces lo que te gusta, vives tus sueños, no piensas en el que dirán,  estás en paz con Dios, estás en paz interior, en ese momento dejas las expectativas de lado, te olvidas de esa necesidad de reconocimiento y te dedicas a Vivir, en ese instante serás el mejor, sobresaldrás, serás reconocido y no será eso lo más importante para ti, sino el como te sientas con lo que has hecho.

Cientos de «gurus» del secreto del éxito, de como ser feliz, solo nos dan una receta Sean ustedes mismos!, sigan su sueño con pasión y determinación, haciendo lo que les gusta! No hay secretos, ser nosotros y de allí vendrá todo lo demás.

PD: Aprovecho el tema para reconocer a mi amigo Jorge Cazar que hace varios meses me sugirió escribir un post sobre la necesidad de ser reconocidos. Aquí te lo dejo y dedico Jorge E.

María Carolina Rivas



Deja tus comentarios aquí: