Solo respira

Nuestro cuerpo es una compleja máquina que trabaja sin descansar, cada día, todo el tiempo. Muchos de estos procesos ni siquiera podemos percibirlos, pero son necesarios para mantenernos con vida. La respiración es una de las funciones vitales con la que contamos. Es la encargada de proveernos oxígeno que se reparte por el sistema circulatorio y hacia nuestro cerebro, además de producirse un intercambio gaseoso que permite liberarnos del dióxido de carbono. El oxígeno es necesaria para obtener energía, así como para la formación y reparación de tejidos.

Se estima que cada día, un adulto respira entre 12 y 20 veces por minuto. Convertido casi en un acto reflejo, olvidamos que un correcto funcionamiento de este movimiento es clave para asegurar nuestra supervivencia. Cuando aprendemos a identificar éstos procesos, a conocer nuestro cuerpo, estamos listos para pasar al siguiente paso: aprender a usar este conocimiento para crear respuestas o acciones más eficientes a los estímulos que recibimos.

¿Has notado que en estado de tensión, de ansiedad, de temor, de susto, de molestia, tu respiración sufre variaciones en su ritmo? ¿Qué cuando estás cerca de explotar se hace más complicado respirar? Nuestra primera acción será intentar tomar un poco de aire. Pero, ¿estás haciéndolo suficientemente bien para volver a regular tu cuerpo? Si has aprendido a conocer tu organismo y sabes identificar cuándo hay una alteración que está interfiriendo en tu desempeño diario, puedes aplicar este pequeño ejercicio de autocontrol, que no te tomará más de un minuto.

La próxima vez que necesites un respiro, hazlo conscientemente. Detente un momento, relaja tu cuerpo y cierra los ojos. Inhala despacio, durante cuatro segundos y mantén el aire por un segundo durante el cual sentirás como va recorriendo tu cuerpo. Ahora exhalarás lentamente, contando unos ochos segundos.

¿Sientes cómo tu cuerpo vuelve a su estado más estable? ¿Como se va la rabia, la ansiedad, el miedo? ¿Sientes cómo te sientes más liviano, como si tu espalda se liberara de un peso que la incomodaba?

Es tiempo de que vuelvas a tu actividades. Verás cómo lo haces renovado y con más energía.



Deja tus comentarios aquí: