Sopa de pollo con dumplings

La sopa de pollo es buena. Y si está hecha con amor, pues es mejor aún. Y si además de amor tiene estas bolitas de masa con especias, es decir dumplings, pues no hay nada mejor en el mundo. Bueno, tal vez sí, pero este es un blog familiar.

(Para 4 personas)
 
Sopa

  • 1 trozo de pollo que haya sobrado de otra preparación, cortado en cubos
  • 2 dientes de ajo
  • 1/2 cebolla
  • 1 rama de celery (apio)
  • 1 zanahoria grande
  • 1 litro de caldo de pollo

Dumplings

  • 135 gramos de harina
  • 1 yogurt
  • 21 gramos de mantequilla cortada en cubitos y refrigerada
  • 6 grs de polvo de hornear
  • 1 gr de bicarbonato
  • 3 grs de sal
  • 2 cucharaditas de especias secas (orégano, albahaca, salvia, mostaza), la que tengas en la despensa.

Sopa de pollo con dumplings

Se sofríen el ajo, la cebolla, el célery y la zanahoria en dos cucharadas de aceite de oliva hasta que la cebolla esté tierna y transparente. Se añaden el pollo y el caldo. Mientras tanto, en un bol se mezclan los ingredientes secos de la masa (harina, sal, polvo de hornear, bicarbonato y especias). Se agrega la mantequilla cortada y se trabaja “frotando” la mantequilla contra los ingredientes secos, como si estuviéramos contado dinero. Cuando el trozo más grande de mantequilla está del tamaño de un guisante, se añaden 2/3 del yogurt. Si la masa está muy seca, se agrega un poco más de yogurt. Si está muy húmeda, un poquito más de harina. Cuando la masa se pueda trabajar sin que se pegue a las manos, se coloca en la mesa, se hacen pequeños cilindros y se cortan en trozos del tamaño de una uña. Con estos trocitos se hacen bolitas. Cuando la sopa está hirviendo, se añaden las bolitas. Cuando las bolitas hayan duplicado su tamaño y estén flotando, ya se puede apagar el fuego. Para servir, se decora con perejil picadito.

 



Deja tus comentarios aquí: