Soy viajero

Un día sonó mi teléfono y atendí. Después de pasar por la charla de actualización de la existencia mutua, me preguntaron:

-¿Vas a estar en mayo? Estoy con ganas de ir a visitarte y…

No pude terminar de escuchar la frase, me seguían hablando pero mi mente empezó a hablarme y me perdí…

Estamos en octubre, ¿qué se yo donde voy a estar en mayo?

– Me decía a mi mismo -, debo asumir que soy viajero, hoy estoy acá pero la mochila siempre me recuerda que está esperando que salgamos a la ruta. Amo estar en situación de viaje, porque siempre descubrí seres y lugares maravillosos.

Las caricias más reconfortantes al alma las recuerdo con la mochila en la espalda, llegando a un nuevo lugar, viendo un nuevo paisaje, abrazando a un nuevo mago ¿Cómo puede alguien saber lo que va a hacer dentro de siete meses? ¿cómo puedo mentirme a mí mismo asegurándome que voy a estar fijo en un lugar tanto tiempo? si lo que me da vida es andar el camino ¿cómo puedo asegurar que me voy a amigar con una rutina tantos meses?

Estoy afiliado al partido de la improvisación y soy amigo del viento: siempre le pido que pase a buscarme y me lleve. Me da miedo pensar que puedo estar quieto largo tiempo. Me asusta planificar tanto. Soy viajero, solo pienso en viajar. No puedo evitar emocionarme y sentir un pequeño aguacero salado en los ojos recordando escenas de mis viajes.

Tengo todo atesorado. Recuerdo caras, canciones, olores, sabores. Recuerdo a las personas y sus historias. También tengo tatuado sus gestos de bondad a favor de mis sueños, por los que siempre me siento en deuda.

Soy viajero, es mi condición natural, aunque tardé años en descubrirlo. En viaje soy un pez en su agua, todo dentro mío se armoniza y equilibra.

Soy viajero porque me conecta con mi mejor versión, rompiendo cadenas, estructuras y desafiando imposibles. Con tantos mares, lagos, montañas, personas de corazón abierto, con tantas aventuras y tantos fuegos esperando por mí, como puedo saber que voy a estar acá dentro de siete meses.

Me cuesta entender a la gente tan estructurada que tiene su vida en un excel, los noto tan miedosos de que la vida los sorprenda que no me lo explico, pero al fin de cuentas esta es solo mi verdad y cada uno tiene la suya. Yo sólo puedo hacerme de cargo de lo que me hace feliz a mí y el modelo estructurado: escuela, universidad, ser profesional, casarse, trabajar inhumanamente 350 días para tan solo sentirme libre y relajado haciendo un crucero de 15 días por la Polinesia y después vuelta a sufrir la existencia otros 350 días porque hay que pagar la cuota de la cuota, me amarga la sangre de sólo pensarlo.

Soy viajero y estoy aprendiendo a andar liviano. Soy viajero y me gusta sentir la brisa en la cara y en el corazón, me gusta ser consciente de qué color está el cielo hoy, saber si salió o no el sol y disfrutar de ver la luna. Soy viajero aún cuando no viajo, soy viajero y no sé dónde voy a amanecer dentro de siete meses…

La voz del otro lado del teléfono me seguía hablando y en el primer silencio respondí:

-No sé si voy a estar, hablemos más adelante…

Y para mis adentros me repetí: …soy viajero.

 

 

FIN



Deja tus comentarios aquí: