Stand Up Poetry: La piel de Dira

La piel como soporte. La hoja en blanco, el lienzo vacío. Verso que la habita y la hace suya, cuyo abrigo en prosa derrama sus tintas.  Así se siente, desde la mirada, la obra de Dira Martínez. Efímera y eterna durante el tacto sublime de la lectura, sombra del tiempo que la amenaza. Metáfora tatuada. Cuerpo caverna, primigenio.

Luis Chacón/Editor

© Angel Keynner

Cuerpo Intervenido : Idalia Flores
Fotografía y edición : Angel Keynner

 

Me dijiste que esperara el canto de los árboles/ La noche se derrama/ con ella va de la mano el incendio/ todas las voces de tribus precursoras/ los gritos de las estrellas que mueren/ ayer un meteorito cayó en mi mundo/ en tu mundo y en otros mundos/ un meteorito se dejó escuchar/ silbido de todos los cielos del universo/ luminosidad integrada esparcida/ estela de fuego/ tanta luz y yo tan ciega.

______

Onírico- Código Binario

De tanto asombro los ojos se nos hacían grandes
se unieron hasta convertirse en un sólo ojo
hasta volvernos cíclopes

y los cíclopes parecen monstruos.

______

©Mabe Chacín/Dira Martínez

Cuerpo intervenido: Susana De Nóbrega
Fotografía: Mabe Chacín/ Dira Martinez Mendoza

Árbol

Ese hombre sueña que es raíz y lo es, lo sabe. Una vez le conocí. Hoy tengo en mis manos sus frutos, sus hojas cayendo en el otoño de los desencuentros. Hoy tengo en mi vientre su tronco, sus ramas. Con mi boca llegué a la cima, su boca.

______

Sol poniente. Un día dirás que tuviste un jardín florecido, una maleta llena, las llaves de una casa, un reloj que funcionaba y una brújula que te indicaba con exactitud si estabas al norte o al sur de una cama. Emprenderás el viaje hasta tu propia geografía; territorios ocupados con millones de ordenanzas y falsas creencias, carreteras viejas, ni una sola autopista. Notarás tantos hitos que no podrás creerlo; entenderás en ese preciso instante la ausencia de banderas.

Reef frente a tus ojos, te reconocerás efímero, te reconocerás bruma en la inmensidad del mar. Entonces un día de esos en los cuales los sueños hablan, llegarás directo al futuro y el pasado te dirá que era aterrador amar como hombre, que era mejor seguir siendo un niño; once upon a time tuviste una mujer, escribiste una historia haciendo tejidos de arañas en mi cabello oscuro, tuviste un jardín florecido, una maleta llena, una ola en la almohada, una nube que jugaba con tus pies y esta bandera que llevo aún conmigo. Sol naciente.

______

Barco faro

Sus besos rojos incendiarios en la quietud de la noche, en los aturdidos rezos de tocarse. Cada arrayán que navega por sus venas perfumando todo lo que en mi toca. Él, hombre él, habla y dice faro, yo mujer hablo y digo arrecife, nosotros hablamos y decimos ganas. Mueren las palabras y nace en deseo, el silencio.

_______

 

©Dira Martínez

Cuerpo intervenido: Guillermo Sfiligoy
Fotografía: Dira Martínez
Apoyo: Elisabeta Balasso-La Novia Manca

 

Los Valientes

Los valientes enmudecen con la noche, con sus penas y recuerdos van tejiendo nuevos hilos; ellos se miran entre si reconociéndose, ya no hay mirada capaz de helar su sangre, lo han visto todo, lo han vivido todo, fallecieron tiempo atrás. El ocaso les recuerda que el cielo ya se encuentra próximo a teñirse de negro infinito. No hay pesadumbre, hay un negro celestial que lo cubre todo como un manto, los invita a descubrir el misterio del tiempo, lo sagrado del tiempo, lo inexorable del tiempo. Los valientes enmudecen con la noche, los devora la belleza del silencio, ojerosos como todos los insomnes sucumben frente al deseo, se tocan con pies y manos, no existe distancia posible, los valientes lo saben.

________

Dira nos responde:

SUP:  ¿Tiene algún ritual antes, durante y después de escribir poesía?

DM:  No tengo ritual porque escribo de forma intuitiva y emotiva. A veces sucede que estoy durmiendo y me levanto a escribir, por ejemplo. Pero lo que sí es frecuente, en mi caso, es que el ambiente que rodea a la escritura está compuesto por la noche y el silencio; la noche es propicia para la escritura y el silencio es necesario para el encuentro con uno mismo a la hora de escribir.

 

SUP: ¿Qué tiene la poesía que no tiene otras manifestaciones del arte?

DM: La posibilidad de construir un mundo ideal y habitarlo con palabras, hacerlo a nuestra medida. La metáfora presente en la poesía es un recurso lúdico fascinante, que le permite tanto al lector como al escritor experimentar combinaciones infinitas en ese mundo creado. Otro aspecto presente en la poesía es poder deshacer el poema una vez que ya está escrito, entonces ese poema se va transformando en muchos poemas distintos tomando como punto de partida la idea original. Es como jugar a las matemáticas, hacer un despeje, sumar palabras, restar palabras o  multiplicar el texto. Veo más similitudes que diferencias; la poesía comparte con otras artes la necesidad de comunicar un mundo interior y expresar una visión del mundo exterior, expresar a través de los distintos lenguajes una visión estética, creativa y profunda, una mirada individual o colectiva del mundo que nos rodea.

 

SUP:  ¿Qué poetas recomienda a los lectores de este espacio?

DM:  Considero que hacer una sugerencia especifica puede llegar a ser limitante. En mi opinión, cada persona tiene una preferencia literaria que depende de su contexto y su momento. Lo que leí hace 10 años no lo estoy leyendo ahora. Me gusta ir explorando poco a poco. La vida te va llevando a los libros. Los libros llegan a uno como por arte de magia y te muestran un mundo nuevo que no habías visto. Entonces a veces sucede que llegan a tus manos los libros viejos, de autores que ya leíste y la mirada te lleva a otro lugar distinto, es leerlo con nuevos ojos.  La mayoría ha leído a Rumi, Bradbury, Rilke, Cirlot, Blake, Rimbaud, Bolaño, Vallejo, Saint-Jhon Perse, Walcott, Dickinson, Ginsberg, Burroughs, Dalton, y cada persona los entiende y disfruta a su manera. Leer a los poetas venezolanos, Cruz Salmerón Acosta, encontrar la riqueza literaria de Ramos Sucre en su tiempo. Leer a Eugenio Montejo, Adriano González León. Leer la poesía Andrés Eloy Blanco e imaginarse su osadía al escribir Píntame Angelitos Negros para la Venezuela de su época. Entender la trascendencia de ese poema que ha sido inmortalizado en películas y canciones. Leer a las poetas Blanca Varela, María Negroni, Miyó Vestrini. Leer a Huidobro, a Julio Inverso. Leer a Enrique Verástegui. También me gusta leer a los poetas que en este momento, en pleno siglo XXI, están describiendo en sus poemas la vida y el tiempo que tenemos en común. Las opciones a la hora de leer son infinitas. Hay poesía punk. Hay poesía infrarrealista, poesía romántica, antipoesía, son tantos los géneros que existen dentro de la poesía, que decir que el camino te lleva a un solo lugar sería absurdo.

 

©Fotografía: Carlos Fernandez Loayza- Paola Paula

Cuerpo intervenido: Maria Luisa Lam
Fotografía: Carlos Fernandez Loayza- Paola Paula
Lugar: Centro Cultural Parra del Riego (Barranco)
Lima- Perú

DIRA MARTINEZ MENDOZA

Venezuela. Lic. Estudios Internacionales (Universidad Central de Venezuela) Especialista en Estudios Avanzados en América Latina (Universidad Complutense de Madrid). Sus versos han sido incluidos en antologías latinoamericanas. Colaboradora para revistas literarias y fanzines. Desde el año 2009 incorporó a su propuesta poética intervenciones de cuerpos con poemas, propuesta que busca lugares comunes al margen de las ideologías, reconociendo la poesía como parte de la cotidianidad.

 

_____

HAGA CLICK SOBRE LA SIGUIENTE IMAGEN:

© cheikon



Deja tus comentarios aquí: