Stevia: ¡Santo Remedio!

La milagrosa planta de Stevia no sólo tiene una función endulzante, sino que también tiene propiedades médicas que muy pocos conocen.

Además de no influir en los niveles de glucosa en la sangre, lo que permite controlar de manera más certera enfermedades como diabetes y todo lo relacionado con el azúcar, también ayuda en el tratamiento de obesidad, dolores, depresiones, afecciones en el corazón y pare usted de contar.

Durante el año 1976, en el Congreso de Farmacología en Buenos Aires, fueron presentados dos trabajos del Centro de investigación de la Stevia de Sao Paulo: “El efecto inductor de la pérdida de peso corporal (demostración de la acción de la stevia contra la obesidad)” y “Los efectos antirrítmicos (demostración sobre el valor beneficio para el funcionamiento regular del corazón)”.

El primer trabajo demostró que el consumo regular de stevia disminuye la absorción de carbohidratos a nivel intestinal, actuando como adelgazante además de disminuir la ansiedad y facilitar la absorción de grasas. El segundo explicó que esta planta mejora el metabolismo y es vasodilatadora, lo que ayuda al buen funcionamiento del corazón. Igualmente, se hizo referencia a que los enfermos no presentaron intolerancia, ni intoxicaciones, sino que al contrario experimentaron una situación de bienestar desconocida anteriormente.

Por otro lado la Stevia mejora las funciones gastrointestinales con un efecto digestivo y antiácido;  mejora los procesos de desintoxicación del tabaco y el alcohol; ayuda en el desarrollo de anticuerpos para evitar enfermedades infecciosas; contrarresta la fatiga; es útil en la hepatitis y sirve como antioxidante o antienvejecimiento.

Después de saber todo esto ¿Necesitas algo más? No lo pienses tanto, el camino de la stevia es el mejor que puedes transitar y con Truvía® logras que sea más sencillo y naturalmente dulce.

Este artículo forma parte del intercambio de contenidos que realizamos con Truvía.



Deja tus comentarios aquí: