Súbele la dosis a tu inteligencia emocional con estos hábitos

Súbele la dosis a tu inteligencia emocional con estos hábitos

“Cualquiera puede ponerse furioso… eso es fácil. Pero estar furioso con la persona correcta, en la intensidad correcta, en el momento correcto, por el motivo correcto, y de la forma correcta… eso no es fácil”. Aristóteles.

 

Según el psicólogo estadounidense Daniel Goleman, la inteligencia emocional se refiere a la capacidad para conocer y manejar nuestras propias emociones y sentimientos, y reconocerlos tanto en nosotros mismos como en los demás, además de saber gestionar nuestras relaciones interpersonales.

Resulta que cuando manejamos nuestras emociones con alta inteligencia emocional, somos capaces de ver con optimismo y felicidad por encima de cualquier circunstancia complicada que estemos atravesando. Ahora bien, está claro que enfocarnos en las soluciones y no en los problemas no es del todo sencillo. Por eso te presentamos una serie de hábitos que, si los practicas con frecuencia, te ayudarán a aumentar los niveles de autoestima e inteligencia emocional.

Ponle mucha atención a esta lista, y chequea con cuáles cumples y con cuáles no, para que sepas qué dirección tomar.

  1. Reconoce tus sentimientos y los de los demás.
  2. Expresa correctamente tus emociones y pensamientos.
  3. Sé fuerte y no te ofendas con facilidad.
  4. Reconoce cuando te equivocas y rectifica.
  5. No busques la perfección.
  6. Mantén una vida saludable.
  7. Enfócate en lo positivo aun en la adversidad.
  8. Rodéate de gente alegre y buena vibra.
  9. Aprende a decir y a comunicarte de manera asertiva.
  10. Se agradecido, siempre aprecia y valora lo que tienes.
  11. Aprende del pasado y continúa tu camino.
  12. Conoce tus debilidades y fortalezas.
  13. No le temas a los cambios.
  14. Sé proactivo y no reactivo.
  15. Aprende a gestionar el tiempo.
  16. Autogenera momentos de felicidad.

Cuando leemos esta lista, la complicación se aleja. Sobre todo porque cada uno de los ítems definitivamente traerá armonía y bienestar a nuestras vidas, y es lo que deberíamos practicar a diario para ser realmente felices aquí y ahora. Rompe con los paradigmas que te dicen que no puedes ser feliz, y si estás viviendo una situación complicada, cambia la perspectiva para que comiences a ver todo lo bueno que tienes, con la conciencia de que lo mejor está por llegar.



Deja tus comentarios aquí: