Superar la nostalgia lejos de casa

Superar la nostalgia lejos de casa

Las palabras son sabias. Nostalgia, por ejemplo, describe un anhelo del pasado y tiene raíces griegas: nosotros, retorno a casa, y algia, dolor. Así que ese dolor que sienten aquello que dejan su país, su comunidad o su familia es un asunto real. Pregúntale a cualquier inmigrante (o pregúntate a ti mismo, si no vives en tu país natal) ¿Cómo se siente vivir fuera de casa? y seguramente la respuesta apuntará a extrañar los afectos y los lugares más queridos.

La experiencia nostálgica puede inundar al ser humano, ahogándolo en un sentimiento de pérdida que poco a poco lo inmoviliza. Saber dejar atrás el pasado, aceptar el presente en un ambiente nuevo, y sobre todo, valorar las nuevas relaciones y oportunidades son caminos para superar la nostalgia. Como dice la motivadora Maytte Sepúlveda “no significa que termines con tus afectos, sino que aceptes que ellos se encuentran lejos de ti físicamente, y que ahora necesitas colocar tu atención en la situación presente para enfocarte en los elementos positivos que están allí para suavizar tu vida”.

Algunos estudios señalan que la nostalgia podría ayudarnos a superar la soledad. Según Tim Wildschut, sicólogo de la Universidad de Southampton, gracias a la nostalgia se pueden traer personas y vínculos sociales del pasado de vuelta al presente, lo que provoca un sentimiento de compañía. Incluso, un sentimiento de nostalgia procesado sanamente por el ser humano podría ayudarlo a mantener su autoestima.

La clave es no engancharse en el pasado.

Estar lejos de casa siempre es difícil. Manejar conscientemente esas emociones y encontrar la fuerza para navegar el presente es un proceso que ayuda profundamente a todos aquellos que están fuera de casa. Y que construyen su casa en un nuevo lugar.



Deja tus comentarios aquí: