Superar obstáculos es la manera de volverse más fuerte

Superar obstáculos es la manera de volverse más fuerte

“No hay escasez de oportunidades para ganarte la vida de lo que amas; solo hay escasez de voluntad”. Dr. Wayne Dyer.

La mayoría de las veces los obstáculos nos los ponemos nosotros mismos, y generalmente son más ficticios que reales. Suelen ser los pensamientos negativos o derrotistas los que se apoderan de nuestra mente, haciéndonos creer que no podemos hacer algo.

Por ejemplo, ¿cuántas veces queremos iniciar un negocio propio y, si no tenemos el dinero, de plano no lo hacemos? Tenemos el pensamiento recurrente de que sin dinero no podemos lograr las cosas, cuando la verdad es que para emprender, el dinero no es lo más importante.

Vivir una nueva historia o comenzar una nueva vida requiere sobre todo de ganas de hacerlo. Es decir, la pasión y la energía que le inyectamos a cada idea o nuevo proyecto es lo que verdaderamente nos impulsa a superar los obstáculos.

Cuando queremos iniciar algo nuevo, hacer cambios realmente importantes, es normal sentir miedo y en algunos momentos puede ser aterrador. Sin embargo, cuando superamos ese temor y logramos convertir nuestros sueños en realidad, nos volvemos más fuertes y seguros.

“Hazlo, y si te da miedo, hazlo con miedo”. Anónimo.

Iniciar la aventura de lograr nuestros objetivos y continuar el camino a pesar de los momentos de frustración solo hará que ese camino recorrido sea más gratificante. El éxito no solo consiste en obtener lo que deseamos, sino precisamente en superar el fracaso, aceptando con paciencia cada situación adversa que vivimos, aprendiendo de ella, paso a paso hasta llegar a la meta.

Una práctica importante para superar las dificultades es mirar hacia adelante. Cuando nos equivocamos o algo nos sale mal, solemos quedarnos enganchados en ese momento pasado, cuando lo que tenemos que hacer es convertir ese momento en una ventaja, sacar provecho a cada situación y aprender. Es decir, creer en que cada cosa que sucede sucede por alguna justa razón.

Cuando las situaciones parecen más adversas y logramos superarlas, nos encontramos con una versión mejorada y fortalecida de nosotros mismos, llena de confianza, con mayor seguridad y entusiasta, capaz de lograr cualquier meta. Descubrimos que la vida se trata de ser mejor cada día y de evolucionar a través de cada experiencia, la cual siempre, de alguna manera, será positiva.



Deja tus comentarios aquí: