Talento humano en una organización

Talento humano en una organización

La gestión del talento humano en una organización se refiere al proceso que desarrolla e incorpora nuevos integrantes a la fuerza laboral y que, además, desarrolla y retiene un recurso humano existente. Debe entenderse que el talento humano, dentro de este contexto, busca básicamente destacar a aquellas personas que serán prioridad dentro de la organización. El proceso de atraer y tener colaboradores productivos se ha vuelto cada vez más competitivo entre las empresas, además de tener una importancia estratégica. En pocas palabras se ha convertido en una guerra de talentos, más aún cuando la competencia entre las empresas es muy dura.

La gestión del talento humano nació en los años veinte, y continúa estando vigente en las empresas que impulsan el éxito de su negocio por medio de las habilidades de sus empleados.

Las empresas que han puesto en práctica la gestión del talento dentro de sus organizaciones han logrado solucionar problemas en la retención de empleados. Debe tenerse claro que en un sistema de gestión del talento, la estrategia de negocios requiere incorporarse y ejecutarse en los procesos diarios a través de toda la empresa. Es decir, no puede dejarse en manos de recursos humanos la labor de atraer y retener colaboradores, pues esta debe ser practicada en todos los niveles de la organización.

Al respecto, debe incluir la responsabilidad de los gerentes y supervisores  quienes deben desarrollar a sus subalternos inmediatos. Es importante que se comparta la información con todos los departamentos a fin de que los empleados logren objetivos en la organización.

Las empresas que logran desarrollar su talento logran integrar planes y procesos a fin de dar seguimiento y administrar el talento utilizando un reclutamiento de candidatos con la debida formación competitiva. De la misma manera logran administrar sueldos atractivos y competitivos; brindar oportunidades de capacitación y desarrollo; establecer procesos para manejar el desempeño, y administrar procesos de ascensos y traslados.

La gestión del talento humano a nivel organizacional es el abordaje del manejo del recurso humano que no solo busca emplear al personal calificado y valioso, sino también enfatizar la retención. Es importante señalar que la labor de selección y reclutamiento del personal es costosa, y por ello debe de colocarse al individuo en una posición donde sus habilidades sean óptimamente utilizadas.

La gestión del talento humano organizacional, como concepto ha ido evolucionando en los últimos 25 años. Las organizaciones que han puesto la gestión del talento humano en práctica lo hacen para dar solución al problema de retención de empleados.

Se valora aún más la gestión del talento humano cuando las organizaciones descubren que resulta tres veces más caro para ellas realizar una nueva contratación para retener a los activos más valiosos.

El hecho de conseguir o retener talentos para la organización es una estrategia, sobre todo para las empresas más competitivas y que buscan crecer por medio de los recursos humanos que desempeñan un papel importante en la empresa y aumentan su valor. Una organización con talentos es una empresa más competitiva y dispuesta a enfrentarse a otras situaciones.

10 procesos claves en la gestión del talento humano organizacional

  1. Planificación de recursos humanos: Por medio de la proyección estratégica y la planificación de acceso y retención de talento.
  2. Reclutamiento: Es la capacidad de atraer y contratar el talento. El reclutamiento efectivo para el talento obliga a diseñar una estrategia basada en el employer branding.
  3. Incorporación a la empresa: Este proceso permite a los nuevos empleados convertirse en miembros productivos de la organización.
  4. Plan estratégico: Es el proceso de desarrollo e implementación de planes para alcanzar las metas y los objetivos.
  5. Evaluaciones 360 grados: La evaluación de 360 grados es una herramienta que proporciona a los líderes la posibilidad de evaluar el desempeño de las personas.
  6. Desarrollo de liderazgo: Son las actividades intencionales orientadas a objetivos que mejoran la calidad de las habilidades o actitudes de liderazgo de un trabajador.
  7. Desarrollo profesional: Es el proceso de establecer metas y planes que enlazan con los objetivos y los logros individuales; es la planificación de carrera.
  8. Programas de reconocimientos: Es un método para reconocer y motivar a las personas y equipos que contribuyen, a través del comportamiento y acciones, con el éxito de la organización.
  9. Competencias: Son esos comportamientos, características, habilidades y rasgos de una personalidad que identifican a los empleados con el éxito.
  10. Retención: Es un esfuerzo sistemático centrado no solo en la retención del top talent de una organización, sino también para crear y fomentar un ambiente de trabajo acogedor.

La gestión del talento humano dentro de una organización ya no está basada en elementos como la tecnología y la información, sino que la clave de una gestión acertada está en la gente que en ella participa. Lo que hoy se necesita es desprenderse del temor que produce lo desconocido, y adentrarse en la aventura de cambiar interiormente, innovar continuamente, entender la realidad, enfrentar el futuro, entender la empresa y nuestra misión en ella.

Una herramienta indispensable para enfrentar este desafío es la gestión por competencias. Esta herramienta profundiza en el desarrollo e involucramiento del capital humano, puesto que ayuda a elevar al grado de excelencia las competencias de cada uno de los individuos envueltos en el quehacer de la empresa.

La gestión por competencias pasa a transformarse en un canal continuo de comunicación entre los trabajadores y la empresa. Es ahora cuando la empresa empieza a involucrar las necesidades y deseos de sus trabajadores con el fin de desarrollarlos, respaldarlos y ofrecerles un desarrollo personal capaz de enriquecer la personalidad de cada trabajador.



Deja tus comentarios aquí: