¿Te aterra hablar en público?

¿Te aterra hablar en público?

Este temor de hablar en público afecta a más personas de las que nos podemos imaginar al punto que suelen evitarlo a toda costa; no obstante hay ocasiones que les obligan a hacerlo y suelen en estos caso tener un desempeño muy por debajo de lo esperado, olvidan parte de lo que iban a decir, se sienten nerviosos y presentan un lenguaje corporal que hace evidente ante el público lo nervioso que están.

Cuando este miedo te paraliza y te impide siquiera intentarlo, cuando ante una situación que requiere exponer tus ideas la ansiedad se apodera de ti, hablamos de glosofobia donde el temor pasa a ser algo totalmente irracional y fuera de control.

¿Por qué es importante hablar en público?

Puede que pienses que dada la naturaleza de tu profesión u oficio no necesites exponer tus ideas ante los demás, y de hecho puedes no hacerlo pero siempre habrá situaciones que lo exijan como expresar tus ideas ante una junta de condominio pero además de exigencias quiero invitarte a entender el impacto de desarrollar esta habilidad en tu futuro, en tu éxito. Hablar en público de hecho marca la diferencia entre estar en un mundo gris donde casi nadie sabe de ti o brillar, resaltar y además contribuir en el crecimiento y desarrollo de otros. También es altruista ¿lo ves?, ayudas a otros y te ayudas a ti.

¿Por a qué muchas personas le aterra?
  1. El dolor proveniente de experiencias pasadas, generalmente en el ámbito escolar donde pudiste ser blanco de burlas ante una exposición realizada con errores y es justo en esa etapa escolar donde se obtienen los comentarios más crueles, esos que duelen y así desarrollas pensamientos y emociones de evitación para no volver a pasar por lo mismo.
  2. Instinto de supervivencia: el estar frente a un grupo de personas puede despertar en ti la percepción de una situación amenazante de la que quieres escapar.

Saber hablar en público es más que pararse delante de un grupo de personas y expresarse.

Todos hemos conocidos expositores que nos envuelven con su discurso, nos atrapan y disfrutamos inmensamente lo que dicen, así como otros donde tenemos que hacer un esfuerzo importante para no quedarnos dormidos, y es por ello que no es solo vencer el temor a hablar, hay que saber hacerlo, hay que ser persuasivos, sugestivos, atrapar a la audiencia.

¿Cuál es el ingrediente fundamental para lograr esto? ¡PASIÓN!

No es solo el dominio del tema o lo que vas a decir, es cómo lo dices, como te acompaña tu voz, tu cuerpo, tu emocionalidad en esa transmisión.

Hay programas que suministran herramientas para aprender a hablar en público, desde una perspectiva metodológica, con sugerencias como no mirar al público por ejemplo sino al infinito por mencionar un ejemplo, pero te pregunto ¿Eso es suficiente?, la respuesta es depende de lo que quieres lograr…

Si quieres destacarte en el arte de la oratoria, más que desarrollar técnicas (que sin duda es importante), debes llegar a disfrutar realmente el hablar en público, que incluso esos minutos de nervios iniciales sean hasta disfrutados como anticipatorios de la experiencia que vas a vivir, es transformar esta habilidad en un talento donde no solo sabes lo que haces sino que lo disfrutas y allí harás tuyo el ingrediente fundamental del éxito: LA PASIÓN.

Foto creada por master1305 – www.freepik.es



Deja tus comentarios aquí: