Y si te frustras, no estás sola en esto

Y si te frustras, no estás sola en esto

Intento siempre escribir artículos que inspiren, que enseñen herramientas que me han ayudado a mí y que contribuyan a traer energía positiva al mundo. Hoy les escribo desde el corazón y con mucha honestidad, utilizando la escritura como el medio para mover mi energía y transformarla en algo positivo.


Hace unos días les conté que tuve un pequeño incidente con mi brazo, fue algo tan extraño que hasta a mí me cuesta entender, porque es muy difícil que ocurra lo que pasó. En resumen, aproveché esta semana cuando todavía no empiezan todos los eventos del lanzamiento del libro para hacer las visitas de rutina a los médicos, dentista, etc.


Una de las cosas que tenía que hacer era un examen de sangre, solo para verificar que todo estaba bien (y todo salió perfecto), pero cuando me sacaron la muestra hubo un error y me pincharon un nervio en el brazo. Obviamente el dolor en ese momento fue insoportable, se me durmió la mano y grité fortísimo porque fue un dolor que jamás había experimentado en mi vida.


Ha pasado una semana y después de días de ultrasonidos, antiinflamatorios, terapias convencionales y naturales, más inyecciones, más dolor, mucho tiempo en médicos, etc., no me queda más alternativa que esperar a que el cuerpo haga su función, el nervio se desinflame y se absorba el líquido que hay en el brazo.


Esta situación genera muchísimo dolor, especialmente porque trabajo en la computadora, y mucha jaqueca también por la posición de mi brazo. Pero, sobre todo, me sentí muy frustrada de la forma como ocurrió todo, y creo que eso es lo que más me molestaba por encima del dolor.


Hoy me sentí particularmente frustrada, pero he logrado canalizar y transformar esa sensación, y quiero compartir algunos consejos para los días en que te sientes de esta forma. No siempre vamos a entender por qué las cosas suceden, especialmente cuando son accidentes o cosas de salud. No siempre vamos a poder controlar nuestra vida y organizarlo todo a nuestra conveniencia, a veces ocurrirán imprevistos y cosas que no planeamos.


El camino es el de la aceptación plena del momento presente, de lo que está ocurriendo sin juzgar, analizar o querer cambiar. Esa es justamente mi lección, la de no caer en la frustración como lo he estado haciendo desde ayer, sino de aceptar que esto ocurrió y observarlo por lo que es.


Cuando nos frustramos, mantenemos estancada la energía y no permitimos que la situación pueda avanzar y seguir su camino natural, que en el caso del cuerpo físico su curso espontáneo es el de la expansión, el de sanar.

Aquí comparto contigo algunos consejos que me han ayudado a poder transformar esa energía de frustración y sentirme más liviana.

  • Utiliza la creatividad: es increíble la diferencia que hace poder escribir sobre esto que estoy sintiendo. Cuando escribimos, permitimos que las cosas fluyan y que la energía se transforme de frustración en creación. Si no te gusta escribir, pinta o baila. Busca algo creativo que te ayude a mover tu energía interna.
  • Grita, llora y completa el ciclo del estrés: hoy me encerré en el auto y grité, grité y grité hasta que me dolió la garganta, y me sentí muy bien después de hacerlo. He escrito más sobre la importancia de completar el ciclo del estrés en este artículo.
  • Sal con tus amigas y despeja la mente: no te quedes atrapada en el mundo de lo que está ocurriendo en el cuerpo físico. Sal a caminar, toma un té con unas amigas o lee un libro… evita sumergirte en la historia de lo que ocurrió.
  • Mueve el cuerpo: mueve esa energía, puedes bailar o salir a caminar, pero mueve el cuerpo para mover esa energía estancada.
  • Te confianza en que esto también va a pasar: porque todo pasa, no importa lo que sea, todo siempre pasa.

Estoy feliz porque pude escribir este artículo completo sin ayuda, cosa que ayer no pude hacer. Es increíble que cuando vamos moviendo la energía, automáticamente nos sentimos más livianas y todo fluye mejor. Poco a poco, un paso a la vez y un día a la vez… porque todo siempre pasa. 



Deja tus comentarios aquí: