¿Técnica infalible para ser feliz?… Dar gracias

Agradecer todo lo que hay en tu vida es una excelente estrategia para ser feliz. Hay cosas que muchas veces no apreciamos porque las damos por descontado. Te propongo lo siguiente… al despertar da las gracias, por el nuevo día y que estás ahí para contarlo, parece obvio, todos los días amanece, pero algunos no estarán ahí para contarlo, entonces agradece la vida primero que nada.

Luego si tienes un cuerpo que te gusta… más o menos y lo quieres cambiar, es decir, quieres rebajar o engordar o hacer un cambiecito estético por acá o por allá. Primero, agradece que tienes ese cuerpo y que, hasta ahora, todos tus logros han sido con ese cuerpito. Agradece que tienes talentos, no importa si crees que son pocos o muchos, reconoce que hay cosas que haces muy bien. Agradece esa ropa, sí, la ropa también, aunque siempre dices «no tengo nada que ponerme» de todos modos agradece. La persona que agradece se siente bien consigo misma y con  los demás, por lo tanto se conecta con una energía universal de prosperidad y abundancia.

En cambio quien se queja se conecta con una energía muy negativa que solo atraerá más razones para quejarse, la queja es totalmente inútil, solo sirve para que te sientas cada día peor.

Agradece el pasado. Centrarse en los aspectos negativos del pasado y no apreciar lo positivo, es un factor que compromete nuestro potencial de ser felices. Reconoce todo  lo positivo que has tenido en tu vida, los padres que te dieron la vida, los logros y momentos felices, eso te lleva a tener satisfacción con el pasado.

La  gratitud ayuda a incrementar la satisfacción con nuestra vida, porque amplifica las memorias positivas. Realiza una carta de agradecimiento a alguien a quien nunca le dijiste que le agradecías, algo que hizo por ti, o a un buen amigo o a un familiar, aunque no entregues la carta es un ejercicio muy sanador.

Así que gracias, muchas gracias por leer.

TIP

Recuerda momentos felices

Recordar la felicidad del pasado nos da felicidad en el presente. Cuando la gente escoge pensar conscientemente en su  pasado, más del 80% tiende a concentrarse en los recuerdos positivos.

«Hogstel y Curry 1995»



Deja tus comentarios aquí: