Tendencias en alimentación 2019

Tendencias en alimentación 2019

Como cada Año Nuevo, disfruto iniciar mis publicaciones con los pronósticos de las tendencias que influenciarán los estilos de la alimentación durante en año que esta por comenzar.

Mucha de estas tendencias son el resultado de publicaciones en redes sociales, sin embargo otras fuentes como las publicaciones científicas, nos permiten dar una mirada a los tópicos que están generando mayor interés en la comunidad que investiga y la que consume.

Definitivamente estamos en la era de la salud y el bienestar, por lo que las tendencias para el 2019 traen consigo algunas reformulaciones de años anteriores, con más información que les respalde y más opciones porque si hay algo que todos buscan es la variedad.

Un equipo de científicos del departamento de bioquímica de la Escuela de Medicina Yong Loo Lin de la Universidad Nacional de Singapur ha diseñado una mezcla hecha de bacterias y brócoli que encuentra y destruye las células del cáncer colorrectal.

Las verduras crucíferas como el brócoli y las coles de Bruselas contienen compuestos vegetales que tienen propiedades contra el cáncer cuando se descomponen. Sin embargo, no está claro cuán efectivos son esos compuestos después de que ingresan al sistema digestivo humano. Los científicos encontraron una manera de mejorar la biodisponibilidad de los compuestos de plantas anticancerígenas en el brócoli combinándolos con un tipo de bacteria normalmente presente en el colon: Escherichia coli Nissle.

Programamos a la E. coli Nissle para habilitar la unión de las células de cáncer colorectal  de manera que pueda ser específicamente reconocida y localizada en la superficie de los tumores. Además, incluimos  la capacidad de producir una enzima a partir de rábano picante para convertir un compuesto dietético de plantas crucíferas a un compuesto contra el cáncer.

La enzima convierte los glucosinolatos en brócoli (y otras verduras crucíferas) en sulforfano, que es Se sabe que tiene actividad anticancerígena.

La fuente de la juventud puede estar en las semillas de quinoa, según un estudio reciente de la Universidad de Rutgers y de la Universidad Estatal de Carolina del Norte (NCSU). Los científicos utilizaron un modelo animal para determinar si los fitonutrientes que se encuentran en las semillas de quinoa podrían retardar el proceso de envejecimiento.

“Todos sabemos que comer muchas frutas y verduras beneficia nuestra salud, pero una vez comprometidos con el cambio en la dieta, ¿hay algo más que podamos hacer para mejorar aún más nuestra nutrición?” Pregunta el coautor del estudio Slavko Komarnytsky, profesor asociado de NCSU. Instituto de Plantas para la Salud Humana.

Él y sus colaboradores de la Universidad de Rutgers intentan responder a esa pregunta mediante el estudio de los efectos metabólicos de los compuestos de la quinoa.

“La quinoa contiene todos los aminoácidos esenciales, por lo que su proteína es completa y particularmente beneficiosa para aquellos cuyas dietas son bajas en proteína animal”, dice Komarnytsky. “La quinoa es única por ser uno de los pocos alimentos ricos en ecdisteroides de la dieta que ejerce efectos positivos sobre el metabolismo y el equilibrio energético, especialmente sobre los músculos, los huesos y la piel”.

Los sustitutos a la leche de origen animal siguen liderando las listas de tendencias durante este año que recién comienza y la que se impondrá esta temporada será a base de Avena, cereal que debo decir estará presente en muchas de las alternativas saludables.

La avena es un cereal con un valor energético de 361 kcal por 100 g. Es fuente de proteínas de bajo coste y posee un alto contenido en fibra. Si lo comparamos con otros cereales, presenta un contenido en carbohidratos inferior al resto (básicamente en forma de almidón) y un aporte de lípidos superior al resto, aportando ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados (presentes en el endospermo, parte interna de la planta), consideradas como grasa saludable.

En cuanto a los micronutrientes, la avena posee un alto contenido en hierro, magnesio, zinc, fósforo, tiamina (vitamina B1), vitamina B6 y folatos, además de ser fuente de potasio y vitamina E.

Entre la fibra soluble que abunda en la avena, encontramos a los beta-glucanos, un polímero lineal de unidades de glucosa unidas mediante enlaces glucosídicos β-(1→3) y β-(1→4)12, que se localiza principalmente en las paredes celulares del endospermo del grano de avena. Las investigaciones alrededor de sus beneficios a la salud han propuesto que la avena pudiera contribuir a disminuir las cifras de colesterol sanguíneo, así como a controlar la glucosa plasmática postprandial y la respuesta insulínica.

Numerosos estudios señalan que el consumo de un mínimo de 3 g/día de beta-glucano de forma regular, como parte de una dieta con un bajo contenido en grasa saturada y colesterol, puede contribuir a disminuir el riesgo de enfermedad coronaria, tal y como han aprobado diversas agencias reguladoras, como la Food and Drug Administration de Estados Unidos o la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria.

Mi recomendación es aprender a prepararla en casa, es mucho más económica y evitará aquellas alternativas comerciales que tienen azúcar añadida.

Todo a base de vegetales será la premisa del 2019, dando continuidad a una tendencia que viene creciendo desde hace ya varios años. Poco a poco un número cada vez mayor de personas intenta incluir más frutas y vegetales a su plan diario de comidas. Aquí mi recomendación es “hágalo simple” en lugar de buscar combinaciones extrañas para un batido, regálese la opción de re-aprender a disfrutar de los sabores simples que nos brindan las especies vegetales.

Otra tendencia que marcará pauta en el 2019 es la incorporación de fuentes omega 3. Las grasas poliinsaturadas están abriéndose paso en el mercado y la necesidad de incrementar el consumo de ácidos grasos esenciales está impulsando al consumo de alimentos ricos como los pescados y las semillas.

Finalmente, la tendencia que definitivamente marcará un hito en el 2019 es la incorporación de sustitutos de la carne, con la creciente evidencia y asociación de las carnes procesadas con cierto tipo de cáncer, los consumidores demandas alternativas más saludables pero que mantengan el placer de un buen filete así que en los próximos meses las “carnes sin carnes” serán un tema para debatir y aprender.

¿Cuántas de estas tendencias te animas a incluir en tu plan de alimentación para este nuevo año?



Deja tus comentarios aquí: