Tenemos el poder de sanar

Tenemos el poder de sanar

En la vida pasamos por muchas circunstancias, sucesos y enfermedades, bien por uno mismo o por el ser que tenemos al lado. Esos momentos difíciles hay que vivirlos desde la consciencia, lo que involucra toda una ecología emocional, de lo que sientes y cómo fluye tu energía, para evitar bloquear las emociones por no darte el permiso de vivirlas.

Y cuando ya el cuerpo no puede más te para, te inutiliza y es en ese momento cuando existe un encuentro contigo mismo, y entras en un silencio donde no hay ruido mental, sólo sentimos. Esto nos sirve para resetear nuestra mente y sacar lecciones de vida que no hubiéramos podido de otra forma. Eso fue lo que me tocó vivir.

Cuando digo que me enfermé de Covid-19, la pregunta que seguramente les viene a la cabeza es dónde te contagiaste, además tú ya estás vacunada; cuando la pregunta debería ser qué estaba pasando por mi mundo emocional que el sistema inmunológico no pudo protegerme.

Yo puedo decir hoy que vencí al Covid, ese enemigo que no lo vemos pero nos ataca cuando estamos desprevenidos. Soy médico en la actualidad con la práctica y divulgación de la Psiconeuroinmunología, por lo que se podrán preguntar y ¿qué pasó?. Pues que por andar en piloto automático, distraída o ensimismada, aunque fue solo por unos pocos días, mi sistema inmune se distrajo.

Al cuerpo se le debe escuchar, prestar atención a lo que sentimos y mostrar nuestra vulnerabilidad, hay que pedir ayuda cuando se necesita, de lo contrario el Sistema Inmunológico no pude defenderse y caemos enfermos, y esto fue lo que me pasó a mí.

Soy humana, aún sabiendo todo ese panorama científico me aturdí. Y hoy estoy aquí como servidora de la salud para poder decirles que las emociones hay que vivirlas, los sentimientos compartirlos y convertirlos con creatividad contando con apoyo, porque no estamos solos.

Me aferré a mi fe y a mi esperanza con mucha gratitud de tener recursos médicos y tecnológicos para salir de ese momento. Ejercí mi poder consciente desde la capacidad sanadora de mi cuerpo recibiendo el mensaje con La Imaginación Guiada como meditación (herramienta de Psiconeuroinmunología) ya que era lo único que estaba bajo mi control.

Escuchar una y otra vez la meditación, Una Aventura Inmunológica contra el Covid-19 de la Dra. Marianela Castés, mi profesora, fue mágico el poder visualizar y percibir como mi cuerpo respondía, poder encontrar mi fuerza y sobre todo sentirme protagonista de mi curación. Hoy estoy agradecida y con mucha fuerza y ánimo para volver a servir al prójimo.

Foto creado por freepik – www.freepik.es



Deja tus comentarios aquí: