Tengo un espíritu de agua. ¿Cómo es el tuyo?

Las noticias no están muy agradables estos días, y creo que sentirnos tristes o desdichados no contribuye a que las cosas cambien. Por el contrario, vamos a poner el foco en algo inspirador para que podamos elevar nuestra vibración; y con ello contagiar de buena vibra a quienes nos rodean también.

Una manera de hacerlo es descubriendo lo bueno que hay en nosotros mismos. Nuestro espíritu es nuestra mejor expresión, es luz, feliz, creativo, bondadoso y sabe vivir en el momento presente. Es la mejor versión de lo que somos. Cuando intentamos conocerlo, le damos libertad para que él mismo se revele ante nosotros y nos muestre cómo somos.

Además de características universales, cada espíritu tiene características muy propias. Te presento a continuación los cuatro tipos de espíritu y sus atributos generales, para que puedas reconocer el tuyo. Ten en cuenta que tu espíritu puede ser una mezcla de dos tipos, pero se identificará más con las cosas que realmente disfrutas “ser» y “hacer».

Espíritu de Tierra:

  • Firme
  • Consistente
  • Con los pies en la tierra
  • Calmado
  • De reacciones lentas
  • Paciente
  • Cariñoso

Espíritu de Agua:

  • Sensible
  • Compasivo
  • Emocional
  • Maternal
  • Motivador
  • Alentador
  • Temperamental

Espíritu de fuego:

  • Expresivo
  • Asertivo
  • Reactivo
  • Decisivo
  • Impulsivo
  • Confiado
  • Comunicativo

Espíritu de aire:

  • De perspectiva global
  • Objetivo
  • Curioso
  • Ingenioso
  • Inventivo, original

El mío es mayormente de agua y tiene de algo de aire. Cuéntame, ¿cómo es el tuyo?



Deja tus comentarios aquí: