Tengo una cosita dentro de mí…

HGC Gonadotropina coriónica… positivo… ¿¡!?  supongo que esto quiere decir que estoy embarazada… por un momento estuve a punto de regresarme al laboratorio a preguntarle a la chica que significaba eso, pero llevaba días pensándolo… no podía creerlo, estaba nerviosa y un poco ansiosa, no se lo había dicho a nadie y ya estaba en mí ese sentimiento inexplicable ¡¡¡voy a ser mamá!!! Una cosita crece dentro de mí.

Y ahora… ¿qué hago?

ultrasonido2Mas allá de la emoción, vinieron miles de dudas, supongo que las que han pasado por esto me entienden… camino, me acuesto, podré comer frituras, como vegetales todo el día, y el ácido fólico… ¿me lo compro? Mi cabeza parecía una novela andante ante la cantidad de dudas e ideas que surgieron. Épale, y cómo me veré con una barriga…

Obviamente la más sabia decisión fue acudir al médico… en mi primera cita ya tenía cinco semanas de gestación y el corazón del bebé latía… tucun tucun tucun, qué maravilla la tecnología, a mi mamá casi le da un soponcio cuando vio en el televisor el corazoncito de su primer nieto latir (porque, en su época, las cosas no eran así) y mi esposo con una sonrisa de oreja a oreja, ¡orgulloso de su hijo de 6 mm de longitud!

Todo muy emocionante… pero y qué tal las náuseas, los senos hinchados y un poco adoloridos, la cintura que ya no veo…

Las primeras recomendaciones que me dio mi médico, además de todo un coctel vitamínico para ayudar a mi embarazo, se referían a la alimentación y aquí te las cuento:

Los especialistas indican que si estás embarazada debes ingerir 5 comidas al día, las tres principales más dos meriendas. Sólo así podrás pensar antes de comer sin que el hambre te apremie, también te ayuda a tolerar náuseas y acidez, que como sabemos, son síntomas frecuentes en nosotras las embarazadas. Y aquí el tip curioso que más me impresionó en cuanto a este tema, cuando leía los requerimientos de hierro, noté que se recomienda que cuando estamos en la bella y dulce espera debemos comer… ta ta ta tan…  hígado y morcilla al menos una vez a la semana… ¡¡¡hhhmmm, que apetitoso!!! 

VOYASERMAMA 200La verdad es que con el hígado me la llevo bien, lo de la morcilla prefiero sustituirlo por alguna otra cosa pero, es que la alimentación influye directamente en el desarrollo del bebé, por eso hay que hacer algunos sacrificios. Lo que no debemos perder de vista es que es preciso alimentarnos nutritivamente, es decir, no pensar en comer más cantidad porque somos dos, de lo contrario, al final del embarazo rodaremos, pero sí comer sano y balanceado para llevar a un feliz término el embarazo.

, voy a ser mamá, así que todo sea por mi pequeño bebé de 6 mm de longitud… @voyasermama

 



Deja tus comentarios aquí: