Tipos de cerveza y el arte de disfrutarla

La cerveza es una bebida liviana y refrescante que desde hace siglos se ha utilizado para acompañar los alimentos. Distintos ingredientes se conjugan en su elaboración, como lo son: cebada malteada, otros cereales, agua, lúpulo y levadura. El equilibrio al mezclar estos ingredientes, así como el control de la temperatura durante la fermentación, aportan a cada cerveza características particulares de cuerpo, frescura y amargor.

La asociación Cerveceros de España, que representa al conjunto de productores de cerveza en ese país, ofrece algunas sugerencias para saborear mejor una cerveza, veamos:

  • La espuma debe formar una corona de 2 a 3 centímetros de espesor.
  • Es conveniente beber la cerveza en jarra, vaso o copa para provocar la liberación del gas carbónico y la formación de espuma.
  • Una buena espuma debe ser blanca, cremosa y con buen aspecto.
  • La cerveza debe ser brillante y de aspecto vivo, nunca turbio.
  • La temperatura adecuada para servir una cerveza lager o rubia es de aproximadamente 5°C.
  • Los vasos o jarras donde se sirve la cerveza nunca deben estar congelados, porque no favorecen la formación de espuma del producto y su apreciación visual.

La cerveza es posible acompañarla con distintos platos. Esa unión íntima y armónica es lo que se conoce como maridaje. Se trata de una combinación que permite realzar los placeres de degustar tanto la bebida como la comida.

Una de las cervezas comercializadas en Venezuela es la tipo Pilsen, una bebida de color claro y cuyo contenido de alcohol es medio, entre 3 y 5 por ciento. Las mostazas y verduras amargas y ácidas como espárragos, alcachofas o calabacines, son una excelente combinación para este tipo de cerveza.

Otro grupo lo constituyen las cervezas Ligeras o Light, que tienen un color dorado claro y poseen 30 por ciento menos calorías que las cervezas regulares. El sabor de esta bebida es un poco más suave que el de la Pilsen.

Las cervezas ligeras van muy bien con platos que tengan salsas agridulces, como los provenientes de la comida oriental, así como con comidas muy condimentadas como la mexicana. Los platos picantes, o condimentados con pimentón y ajo, también combinan perfectamente con cervezas ligeras, que aguantan la agresión de estos aderezos.

Las comidas preparadas a la vinagreta, por su acidez, y los platos ahumados y marinados, encuentran en las cervezas ligeras y de mayor cuerpo el complemento ideal. Lo mismo sucede con las ensaladas, tanto las aderezadas con vinagre como las amargas y condimentadas con especies.

cerveza-tiposLa cerveza, especialmente la ligera, es el acompañante idóneo para los platos grasos, porque «limpia» la boca de la grasa que llega a cubrir las papilas gustativas de la lengua, disminuyendo el disfrute de los sabores. Tal es el caso de las carnes de cerdo, embutidos, huevos, pescados azules, quesos grasos, o comidas fritas, que son adecuados para acompañarlos de cervezas claras y ligeras.

En el mercado venezolano también encontramos las cervezas Premium, que tienen más alcohol y un cuerpo y sabor más consistentes. Este tipo de cerveza armoniza perfectamente con carnes a la brasa o a la parrilla.

Finalmente, todos aquellos platos que sean preparados con cerveza como ingrediente, pueden acompañarse con esta misma bebida en cualquiera de sus tipos, ya que sus sabores se verán complementados.

Por su sabor liviano, la cerveza conjuga perfectamente con distintos alimentos. Estas son apenas unas de las combinaciones o maridajes de los alimentos y la cerveza. Te invitamos a probar alguna de las combinaciones sugeridas con moderación y ¡Buen Apetito!

 



Deja tus comentarios aquí: