Tips para estirar el sueldo

Tips para estirar el sueldo

A veces tratar de ahorrar se ha convertido en una alternativa casi imposible. Apenas se logra que el sueldo alcance para cubrir los pagos del mes, las deudas, pagos de vivienda, teléfono, alimentación, entre otros gastos

Hay que considerar que el ahorro y la buena administración del dinero son dos cosas que deben ser parte de los hábitos financieros.

Si no lo son aún y el sueldo comienza a extinguirse como el humo, hay que prestar atención a estos 8 consejos que ayudarán a darle un “estirón” al bendito sueldo.

Buscar opciones

Si la mayoría de veces el salario desaparece de nuestras manos como el agua, una alternativa a considerar son los préstamos personales.

Para ello se debe evaluar las tasas de intereses, ya que existen algunos casos que los intereses por créditos personales son mucho menores a lo que cobran las tarjetas de crédito.

Equilibrar los pagos

Créditos de consumo, gastos de vivienda, créditos personales, alimentación, estudios, etc. son los gastos pendientes donde se tiene que establecer prioridades.

Igualmente no se debe dejar de considerar los descuentos que ofrecen algunas entidades por los pagos que se hace por adelantado. En estos casos es importante comparar el descuento que se recibirá frente al resto de las deudas, especialmente si uno sabe que la mayor deuda es otra.

Contar los gastos

Hay que tomarse unos 10 minutos para sumar y restar; es decir, hacer la cuenta de los ingresos mensuales netos (con impuestos pagados) para restarles los gastos fijos (renta, comida, gasolina, teléfono celular).

Lo sobrante de esta operación es lo que se debe gastar al mes sin endeudarse. Luego, dividir ese número entre cuatro para ver cuánto se puede gastar a la semana en otras cosas quizás vanales. Ahora bien; del dinero que se tiene se debe intentar ahorrar un poco semana a semana, ¿es posible?

Apuntar todo en el mes

Esto incluye los gastos de los tragos del bar y el maquillaje y corte de cabello durante todo un mes. Para ello se puede tener una pequeña libreta para apuntar cada cosa que se compre. Suena algo tedioso, pero si se hace durante 30 días se tendrá una mejor idea de cuáles son aquellos gastos adicionales y cuáles los fijos.

Establecer prioridades

Cada persona tiene diversas prioridades cuando se trata de ahorrar dinero. Por ello es conveniente que se decida cuáles son los objetivos de ahorro más importantes para uno. Parte de ese proceso consiste en decidir cuánto tiempo se puede esperar para ahorrar para un determinado objetivo y qué suma de dinero se desea ahorrar cada mes para conseguirlo.

Si se hace esto para todos los objetivos hay que ordenarlos por prioridad y separar dinero del presupuesto mensual según el plan de ahorro. Tomar en cuenta que establecer prioridades significa elegir.

Ver al futuro

Una vez que se separe los recursos y se sepa cuál es el remanente que uno dispone, se debe pensar en los gastos que se tendrá para el año, por ejemplo, comprar otro Tv plasma. Se puede seguir la siguiente fórmula : quiero + cuánto tengo + en qué situación me deja esa compra.

Evitar el pensamiento “cortoplacista”

Antes de endeudarse, es importante preguntarse, ¿cómo luego podré financiarlo? Se debe dejar de pensar que la traba a los ahorros es el nivel de ingreso y comenzar a reducir los gastos que no son necesarios.

No solamente estar consciente de la compra que se está realizando, sino de todas las responsabilidades a futuro que esto conlleva.

La regla 50-20-30

Esta consiste en destinar la mitad del salario neto a gastos importantes, como el pago del alquiler, facturas de servicios públicos, combustible, medicinas, compras de supermercado, entre otros.

Seguidamente, al menos 20% de los ingresos deben ser para el ahorro ( jubilación, fondo de emergencia, entre otros) y para los pagos de deuda de un préstamo estudiantil o de un auto, por ejemplo.

Finalmente, el 30% del salario debe ser utilizado para mantener el estilo de vida, es decir, para pagar cosas como el plan de telefonía celular, el gimnasio, entretenimiento (cine, teatro y el cable de televisión), además de compras, salidas a comer entre otros gustos.

La idea es gastar de forma inteligente y no estar gastando dinero con servicios y productos que quizás no sean esenciales.

Colocar en sobres

Otra recomendación interesante es retirar algo de dinero de la cuenta bancaria y colocarla en sobres divididos en categorías. Si el sobre de “comprar ropa” no tiene más dinero designado con anterioridad para ir a las tiendas, entonces no podrá abrirse el sobre hasta el próximo mes.

Sea cual fue la estrategia a aplicarse, hay que ser consciente de la correcta administración del dinero, para que así uno pueda estirarlo y usarlo para el éxito de las metas financieras.

Revisar el clóset antes de las compras

Un truco que evita comprar cosas innecesarias (digamos, otro par de aretes porque están en descuento) es revisar el clóset antes de las compras para tener una idea de lo que ya se tiene en casa.

No ir de ciegas al supermercado

En lugar de caminar de pasillo en pasillo viendo todas las cosas que pueden ser un “antojo” para comprarlos, se debe elaborar una lista de las cosas que se necesita en casa.

Un dato : es preferible ir de compras luego del almuerzo para evitar comprar esos pasteles y tortas para ahorrar y cuidar la dieta, ¿no es así?

Compartir gastos

Una buena sugerencia es comprar al por mayor si se reúne a varias familias, compartir el auto entre compañeros para ir a la oficina cada semana y coordinar la compra de regalos entre varias personas. Son algunos detalles que minimizarán los gastos mensuales.

Multiplicar los ahorros por 365

Cada ahorro, por pequeño que sea, es un logro que se va acumulando. Entonces, hay que pensar que si se multiplica en ese cafecito mañanero con su empanada de cada día por los días del año, la cantidad ya no será tan pequeña.

De lo anteriormente expuesto, ¿compartes algunos de estos consejos de ahorro?¿puedes compartir otro consejo para que el sueldo alcance?



Deja tus comentarios aquí: