¿Toleras a quienes tienen identidades u orientaciones sexuales diferentes?

¿Toleras a quienes tienen identidades u orientaciones sexuales diferentes?

Este siempre ha sido un temazo que genera mucha polémica y hoy quiero plantearte unas vivencias muy personales sobre el mismo.

Antes de hacerlo puse un tweet con una encuesta donde la pregunta fue: ¿Discriminas a las personas de la comunidad LGTB porque piensas que son enfermos mentales o pecadores de acuerdo a la religión que profesas?

Participaron 452 personas y los resultados obtenidos fueron los siguientes:

Sí: 4,6 %

No: 86,3 %

En cierta forma: 9,1 %

Considero importante mencionar que varias personas dejaron de seguirme después de la referida encuesta a pesar que la mayoría señala no discriminar y hubo algunos comentarios que quiero mostrarte como:

  • “La inclinación sexual de cada persona debe ser manejada en PRIVADO, y no hacerla en público. El ser humano tiene uno de dos géneros, varón o hembra, puede tener varias inclinaciones sexuales, su comportamiento social debe ser de acuerdo a su género, sin imponer inclinaciones.”
  • “No es discriminación. Es pecado si. Y Dios quiere que todos reconozcamos nuestra condición de pecadores y recibamos a su hijo Jeshua como nuestro salvador y redentor. Él es la medicina que todos necesitamos”
  • “Son seres humanos y no deben ser discriminados, maltratados, ni agredidos, pero lo que hacen está mal, exhibirse, tratar de imponer su inclinación sexual como algo normal cuando no lo es, siempre serán hombres y mujeres así traten de confundir sus roles en la sociedad.”
  • “Para nada. De hecho no discrimino a las personas por su orientación sexual. No es mi problema lo que hacen en su vida privada.”
  • “No sé si entendí mal, pero dice «desde la religión que profesas». Bajo esto, entiendo que si es por los preceptos de dicha religión, pues en cierta forma discrimino, pero en lo personal me va y me viene lo que hagan, con tal de que no me afecte.”
  • “No es discriminarlos por su orientación o llámenlo como lo llamen, cada loco con su tema y hay que respetarlos, lo que si pienso es que deben manejarlo de una manera diferente, algunos creen que dando espectáculos se ven súper arrechísimos y no es así, tienen que saber manejarlo.”
  • “Ni a ellos, ni a ninguna otra persona sea del color que sea, nivel económico, cultural, social, etc. A ninguna persona se le discrimina.”
  • “Cada Persona es Dueña de su Vida y puede hacer con ella lo que le plazca, el DESIDERATUM está en que quiera «IMPONER» esa conducta como normal en la CULTURAL OCCIDENTAL JUDEO-CRISTIANA, para destruir los Cimientos y Valores Morales de Nuestras Sociedades.”
  • “Dios nos ama a todos por igual. Por algo uno de sus principales preceptos es «Amar al prójimo».”

Yo debo confesar que muchos años atrás pude haber pensado algunas de estas opiniones pero en el transcurrir de mi vida pude conocer a personas homosexuales, incluso mi mejor amigo lo es, y tuve la oportunidad de ayudarle a superar una crisis de pánico cuyo origen no era otro que el terror de aceptar el mismo su condición y que sus seres queridos pudieran aún sabiendo esto continuar amándolo. Un día llorando me contó como se dio cuenta desde los 5 años que le gustaban los hombres y me describió su enorme lucha para revertir su interés. Llegó a tener novia y a tener intimidad sexual con mujeres siendo el resultado siempre el mismo, vacío y frustración. ¿Es el “culpable” de ser homosexual?

Años después me tocó manejar en terapia a una persona transexual y fue muy duro conocer las humillaciones a las que había sido expuesta, las burlas, la violencia psicológica y física, así como crímenes de odio que me narró de personas amigas que ya no están para contarlo.

He podido entender que en un principio la principal discriminación es la propia para aceptar que son “diferentes” para luego enfrentarse de forma diferente a la discriminación de los demás. Hay tanto dolor que muchos no podemos ni imaginarlo hasta que por fin algunos logran aceptarlo y asumir su condición en la vida.

Esta es una primera reflexión ¿Quién nos da el derecho de juzgar a otros sin habernos puesto nunca en sus zapatos? Y esto pasa con los distintos aspectos, no solo con la identidad u orientación sexual.

Luego viene la “Discriminación light” esa donde dices aceptar la condición de cada quien pero no hacerlo cuando demuestran con su conducta lo que sienten que son, es como decir te lo permito pero hasta cierto punto, lo que haces no lo acepto pero si puedes esconderlo entonces puede que esté bien.

En lo personal he comprendido que el respeto y la tolerancia es la clave, somos responsables de nuestra vida y de ella deberíamos ocuparnos más que estar intentando “resolver” la vida de los demás, pero muchos solemos tener miedo de enfrentar nuestros demonios y nos escudamos por ello en los demás como si esto nos redimiera.

Tienes el derecho de poner límites sobre la tuya; recuerdo el caso de una vecina lesbiana que un día me contaba sus historias y yo la escuchaba hasta que intentó seducirme a mí y allí si le aclaré que la aceptaba y respetaba como es pero que ella debía hacer lo propio conmigo, que soy heterosexual y el respeto es bilateral no un valor de una sola vía.

Para finalizar confieso que lo que más me cuesta comprender es la exacerbación de conductas para demostrar la orientación o identidad sexual, que me agrada más el comportamiento de mi amigo que está consciente que es hombre y que se siente atraído por los de su mismo género sin un despliegue de amaneramiento pero ¿sabes que? Ser o no amanerado es también la decisión de cada quien y no tengo derecho para cuestionarlo ¿tu lo tienes?

Algunos alegan motivos religiosos, como decir “En la Biblia esto no se permite” pero muchas veces se amparan en fragmentos de forma selectiva porque es esa misma Biblia la que dice que hay que mantener la virginidad hasta el matrimonio, no impedir la concepción porque para eso está destinada la pareja, no tener relaciones sexuales solo por disfrute, no masturbarse, entre otras cosas, y, muchos no acatan esto como si pudieran decidir que aplica o no.

Considero entonces que el mejor camino es la tolerancia y el respeto de cada quien ante lo que decida hacer con su vida siempre y cuando no atente contra la de los demás y que si algún principio religioso debería regir, sería: ama a tu prójimo como a ti mismo.

Imagen de jhenning en Pixabay



Deja tus comentarios aquí: