Transformando a través de la generosidad

En 1986 David Wagner viajó alrededor de los Estados Unidos para presentarse como estilista en algunos centros de belleza. Él, aparte de cortar el cabello, bromeaba con el público y decía: – ¡si tuviéramos la intención de alegrarles el día a nuestros clientes diariamente, como nos divertiríamos! Pero David no había planeado decir eso, fue algo completamente espontáneo.

Esa noche, en vuelo de regreso a su casa, se sentó junto a un hombre de negocios muy conservador. Wagner vestía como un rockero, pantalones de cuero, cabellos largos. El hombre de negocios le preguntó:

¿A qué se dedica?

Soy un Daymaker

¿Qué significa eso de Daymaker?

Le hago el día a la gente -contestó David

De esa breve conversación surgió esa idea y le acuñó el término. Le gustó tanto que al día siguiente desechó sus tarjetas de presentación y mandó a imprimir unas nuevas con la palabra DAYMAKER en lugar de estilista debajo de su nombre. Comenzó a repartirla entre sus amigos, clientes y a la gente le parecía novedoso y divertido.

Seis meses después, Wagner trabajaba en su salón cuando llegó una de sus clientas habituales para que le peinara. El se sorprendió al verla porque no había pasado mucho tiempo desde la última vez que le atendió. Le preguntó si tenía algún compromiso importante y ella le respondió: -No tengo ningún compromiso especial, solo quiero peinarme y sentirme bien esta noche.

David se tomó su tiempo para atenderla, su estado de ánimo era sumamente estupendo y se sentía INSPIRADO. Lavó su cabello como siempre, le dio un gran masaje en el cuero cabelludo, la peinó, conversaron, bromearon y se rieron muchísimo. Cuando su clienta se marchaba le dio un abrazo un poco más largo de lo habitual.

Dos días después, Wagner recibió una carta de ella, quedó petrificado, entre las líneas decía que ella había pensado suicidarse ese día que fue a peinarse, que había ido a arreglarse el cabello para lucir bien en su funeral. Decía que había cambiado de opinión durante el tiempo que había estado allí con él. David le había ayudado a darse cuenta de que su vida podía ser mejor, una vez que llegó a su casa, la mujer llamó a su hermana para contarle lo que le sucedía y esta le llevó a un hospital.

Wagner no podía creer lo que leía, dice, -jamás hubiera considerado a esta mujer capaz de darle cabida a un sentimiento de estos. Ella era sociable, divertida, extrovertida y parecía ser exitosa, no tenía ni idea de que se encontrara en un momento tan oscuro de su vida-. Sentí agrado y humildad por haberle ayudado de esa manera, pero también me sentí inquieto-.transformando-generosidad

David se preguntaba una y otra vez que hubiese sucedido si hubiese estado de mal humor, distraído o tan solo hubiera cumplido solamente con su obligación de peinar a su cliente. Ese día comenzó a sentir una gran sensación de responsabilidad.

¿Cuántas de las personas que vemos a diario podrían estar pasando por momentos similares sumidos en crisis personales? Esta historia me hace recordar lo íntimamente relacionados que estamos todos los seres humanos.

Solo tenemos que DARNOS CUENTA y ese (darnos cuenta) equivale a elevar nuestro nivel de consciencia con respecto a los demás más allá de nuestras responsabilidades. Es la consciencia que puede ponerle fin a dolor y el sufrimiento con tan solo sumar atenciones adicionales y gentileza, estando con la otra persona en cuerpo, mente y alma como lo hizo David.

Los días están hechos de momentos y lo que decidas SER o no SER en esos momentos determinará la calidad de nuestros días y afectará la calidad de vida de otras personas. Podríamos ser el único ángel del día para alguien más, y eso, jamás debemos darlo por sentado.

David Wagner es un afamado estilista internacional, empresario y ¨daymaker¨. Su libro best seller Life as a daymaker: How to change the world simply by making someone’s day (La vida como hacedor del dia: Como cambiar el mundo simplemente haciéndole el día a alguien) ha generado un movimiento a favor de la generosidad en todo el mundo, también ha colaborado con la marina de los Estados Unidos en el proyecto Daymaker, un programa diseñado para incrementar la retención de los reclutas. Si deseas obtener mas información visita su sitio electrónico www.daymakermovement.com



Deja tus comentarios aquí: