Transformándonos

Las mariposas para llegar a ser lo que son tuvieron un largo camino que recorrer, su esfuerzo y trabajo duro para salir de la crisálida las hace llegar a ser lo que son. La metamorfosis por la que atraviesan hasta convertirse en mariposa es muy compleja. Cada una de ellas simboliza la capacidad de cambios, así como el talento y el Don de convertirse ellas mismas en un ser hermoso que gracias a su propio esfuerzo pasa de arrastrarse a volar.

Después de haber aprendido a sobrevivir por sí solas, logran una gran transformación, abriendo sus alas y volando hacia la libertad. La naturaleza, la creación o el arquitecto de los mundos las recompensa por su esfuerzo engalanándolas con sus más preciados tesoros. La extraordinaria variedad de colores, las irisaciones, los reflejos metálicos, la suavidad aterciopelada de estos insectos, hacen resaltar más la elegancia de su vuelo… Las mariposas parecen haber sido creadas para realzar la belleza de las praderas, bosques y jardines. Ellas nos muestran, de una manera ineludible, los dones y talentos que nos otorga la creación. En sus alas están representados los colores, la belleza, la libertad y la armonía.

Para la biología nosotros somos un mamífero más en la cadena alimenticia y la verdad es que depende de nosotros aprender a confiar en lo que verdaderamente somos y desarrollar nuestras alas y aprender a volar. Los dones y talentos nos fueron otorgados y somos nosotros los llamados a convertirlos en alas esplendorosas, la vida es un mágico viaje, lleno de posibilidades, oportunidades y retos. En su trayecto encontramos grandes aventuras y hacemos grandes transformaciones que nos llevan a develar más de quien verdaderamente somos.

Por eso, creo que no conviene amilanarnos ante los retos, es mejor para nosotros crecernos ante ellos y desplegar nuestros verdaderos talentos. Fuimos creados para la grandeza, desde la consciencia de abundancia y diversidad de la creación es trabajo nuestro descubrir nuestra verdad y recibir las recompensas que nos otorga el ser que verdaderamente somos.



Deja tus comentarios aquí: