Transformar antiguas habilidades para tu futuro

Así como has visto que algunas personas son excelentes para resolver algún tipo de problema, tal vez no te has dado cuenta que tú también tienes habilidades escondidas que has aprendido a través de tu pasado, tus empleos o tus acciones.

Por eso, si tienes la intención de comenzar algún negocio y te sientes un poco de duda en cuál sería tu vocación, la primera forma de encontrarla sería buscando dentro de ti mismo.

Deja todo lo que estás haciendo ahorita mismo, y quiero que pienses detenidamente en esto:

Hay algo en lo que eres excelente que los demás encuentran difícil.

Tal vez eres bueno siendo creativo: diseñando, escribiendo, componiendo o resolviendo algo.

Tal vez eres bueno en matemáticas. Tal vez eres fuerte, rápido o inclusive terco. Tal vez eres un nerd en un tema específico.

Tal vez eres bueno haciendo nuevas amistades y buenas conexiones.

Tal vez tienes un bello jardín que tú mismo arreglas. Tal vez tienes un gusto por la moda.

Tal vez entiendes mi punto.

Empieza por reflexionar en las cosas que has hecho en tu vida hasta ahora y busca reconocer alguna habilidad en particular que te interesa llevar a cabo por mucho tiempo.

Es más, piensa en qué situaciones tus amigos recurren a ti para que les ayudes a resolver algo. Puedes guiarte resolviendo algunas preguntas como:

• ¿En qué cosas te sientes a gusto ayudando?

• ¿Qué tipo de consejos te piden los demás?

• ¿En qué te complementa la gente generalmente?

Estas respuestas pueden ayudar a descubrir un poco más que es lo que te apasiona, ya que estás inclinando a hacer naturalmente, y si la as personas están muy interesadas en saber más o que los ayudes, tal vez tienes un negocio delante de ti que no has reconocido aún.

La técnica de transformación de habilidades

Si aún así sientes que necesitas buscar más, te voy a enseñar la técnica dónde podemos convertir habilidades pasadas en algo productivo.

Piensa en los maestros, que son buenos en varias cosas aparte de enseñar: tienen habilidades en comunicación, organización, liderazgo y otras cosas parecidas. Estas mismas habilidades se pueden usar para crear un negocio. ¿Qué tal un proyecto que ayude a organizar eventos?

Mira, entra a Google y date un tiempo buscando información de las cosas que tú crees ser bueno. Encontrarás historias de personas que están frustradas por no lograr lo que tú haces, mismas que podrían hacer cualquier cosa para hacer un buen diseño o que se comuniquen bien con otros personas, por dar ejemplos.

¿Tienes habilidades relacionadas a algo que te interese hacer? Ya tienes el poder, sólo es cuestión de buscarlo dentro de ti.

Sí, ya tienes lo que se necesita.

Esto también significa que no debes estresarte por lo que estás haciendo hoy, ya que te puede servir para el mañana. Es como el buen Steve Jobs dijo: “conecta los puntos”. Si bailas tango hoy, tal vez te pueda servir para tu emprendimiento en la música.

Por eso muy importante comenzar. Lo que sea. Pero haz algo.

Así empezarás a contar una gran historia de ti.



Deja tus comentarios aquí: