Tratamiento natural para la Chikungunya

chicungunya 1

Llegó a Venezuela el virus de la Chikungunya (acá pronunciamos chicunguña). Esta fiebre se ha detectado en casi 40 países de Asia, África, Europa y ahora también, desde diciembre de 2013, en las Américas.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) es una enfermedad vírica transmitida a los seres humanos por mosquitos o zancudos. La primera vez que se describió, fue durante un brote ocurrido en África, en el sur de Tanzania, en 1952.

“Chikungunya” es una voz del idioma Kimakonde, lengua de los macondos en la remota Tanzania y el norte de Mozambique. (¿Alguien recuerda a “Cien años de soledad”?). Esta palabra lo que significa es “doblarse” o “aquel que se encorva”, en referencia al aspecto encorvado que presentan los pacientes debido a los dolores articulares.

¿Cuáles son los síntomas de la Chikungunya?

Fiebre súbita, generalmente acompañada con dolores articulares. Además, pueden presentarse dolores musculares y de cabeza, náuseas, cansancio y erupciones cutáneas. Las personas se encorvan por el dolor en las articulaciones (recordemos el origen del nombre).

Es fácil que se le confunda con el dengue, debido a que comparten síntomas, pero en la Chikungunya los dolores articulares son mucho más pronunciados. En el dengue las personas no se encorvan.

chicungunya dengue

Por regla general, la mayoría de los pacientes se recuperan completamente en cuestión de días o semanas, aunque algunas personas pueden manifestar dolencias por meses, e incluso por años. No son frecuentes las muertes por esta enfermedad, pero si el sistema inmunológico de la persona está debilitado, se corre más riesgo de fallecimiento.

Mucha gente está preocupada porque no existe vacuna ni fármacos antivirales para tratar la infección por la Chikungunya.

¿Entonces, qué hacer?

En primer lugar, la prevención. Hay que evitar el contacto con los mosquitos o zancudos. Al igual que en el caso del dengue, hay que eliminar las aguas estancadas, colocar mallas o telas metálicas en ventanas y puertas, usar mosquiteros en las camas, etc.

También se recomienda el uso de repelentes. Si desea preparar un repelente natural, agregue el contenido de una ampolla de vitamina B12 (cianocobalamina) a un pote de crema hidratante para el cuerpo, de preferencia con muy poco o ningún olor. Mezcle cuidadosamente y aplique en las zonas expuestas de la piel. Es muy efectivo. Funciona muy bien también, inyectarse algunas dosis intramusculares o indovenosas de la mencionada vitamina, siempre y cuando no esté contraindicada. Los aceites esenciales del clavo de olor, eucalipto, lavanda, citronela y manzanilla, también repelen muy bien a los mosquitos o zancudos. Se pueden mezclar con alguna crema hidratante sin olor, para luego colocarla en la piel.

Ahora bien, lo más importante en este caso, es mantener el sistema inmunológico fuerte, para que nuestro cuerpo pueda ganarle la batalla al Chikungunya y a cualquier otra enfermedad viral.

¿Cómo se puede hacer esto?

En primer lugar con la alimentación: la comida chatarra, los refrescos, el azúcar, los colorantes y edulcorantes artificiales, las harinas refinadas, los lácteos, las margarinas, las frituras y en general los alimentos procesados industrialmente, producen mucosidad, inflamación y deterioran nuestras defensas inmunológicas. Recomiendo una alimentación lo más natural posible, plena de vegetales y frutas frescas.

En particular, las frutas ricas en ácido elágico tienen un alto poder antiviral. ¿Cuáles son estas frutas? Las frutas rojas como las fresas, la granada, el tomate de palo, la guayaba, etc. En menores cantidades se encuentra en la mayoría de las otras frutas, en los vegetales y en los frutos secos, especialmente en las nueces.

Tomar baños de sol, con precaución. De acuerdo con las investigaciones más recientes un suministro adecuado de vitamina D mantiene alejadas las infecciones de cualquier tipo.

Consuman ajo y cebolla crudos con frecuencia. El ajo es un antibiótico natural que actúa sobre un amplio espectro de virus, bacterias y protozoarios en nuestro organismo. La cebolla es rica en quercetina, un antialérgico natural.

Existen además, plantas medicinales de comprobada acción antiviral y antibacteriana como la equinácea, el palo de arco, el noni, el neem, la uña de gato, el hongo reishi, el hongo shiitake y muchas más.

Y no puede faltar el consomé de pata de pollo o de gallina, criollos de ser posible. Este alimento es el más recomendado para recuperarse rápido de cualquier virosis, como dengue, chicungunya, etc. Hace siglos que se utiliza para la recuperación de los resfriados. Es muy ilustrativo que se le conozca como “la penicilina judía”. Encontré además investigaciones científicas que demuestran su poder sobre las cascadas inflamatorias y sobre la actividad de los neutrófilos (ese tipo de glóbulos blancos que siempre reportan en las hematologías).

Muchas personas están tomando cocimiento de hojas de mango (o cachetes de mango verde), palitos de canela y unas pocas guayabitas (la especia que se usa para dulces y algunos la llaman pimienta guayabita o pimienta dulce). Dicen que es muy efectivo. Se toma como agua común; litro y medio al día. Otra fórmula que me recomendaron es preparar el cocimiento de las hojas o frutos verdes del mango con perejil, y cuando se enfría se le agrega el jugo de 4 limones recién exprimidos. Tomar también como agua común.

Si ya le dió la chikungunya y tiene la erupción característica, puede tomar el cocimiento de la planta que en Venezuela llamamos sanguinaria o chinchamochina (Justicia secunda Vahl) . Es una planta que tradicionalmente se ha utilizado en mi país para tratar las enfermedades eruptivas (sarampión, rubeola, etc.) y que también es antianémica. Se usa tomada oralmente y también sirve para baños. Es una planta muuuyyy interesante, tiene también propiedades antimicrobianas.

Por último: reposo, reposo y más reposo.

NOTA: Si presenta fiebre repentina y fuertes dolores en las articulaciones acuda rápidamente a un centro de salud para que sea evaluado por un profesional de la medicina. Pida que le hagan la hematología y los exámenes necesarios para el diagnóstico y comience también con las recomendaciones que se dan aquí. Estas recomendaciones son complementarias, no sustituyen su tratamiento médico.

P.D.: Si alguien tiene experiencia con cualquier tratamiento natural para la chikungunya lo invito a compartirlo con los demás lectores.



Deja tus comentarios aquí: