Trucos para convertirse en Cristiano Ronaldo

En una agencia de publicidad, una joven socióloga presentaba un estudio de gerencia de las percepciones. Su discurso era dicho con gran seguridad y denotaba su interés en convencernos sobre las estrategias de su empresa para crear y manejar percepciones en el consumidor. Yo quedé atrapado, no solo por los bellos ojos de la expositora, sino porque ella me estaba diciendo cómo crear una dimensión paralela a la realidad. Ni en el mejor episodio de Viaje a las Estrellas había escuchado algo así. Nos explicó con tono catedrático qué era percepción: “función que le posibilita al organismo recibir, procesar e interpretar la información que llega desde el exterior valiéndose de los sentidos”.

Los asistentes se mostraban algo aburridos ante las explicaciones teóricas de la socióloga, lo que dio pie a que un agresivo director de cuentas la interrumpiera y soltara el gancho: “Como ven hemos estudiado las percepciones, porque si las entendemos las podemos manejar y si las manejamos podemos crear necesidades y realidades”. El hombre remató: “manejamos las percepciones, vendemos más”.

Desde mi experiencia en la agencia de publicidad he pensado que el manejo de percepciones crea falsas necesidades y realidades. Las agencias relacionan productos con determinados estereotipos de belleza, riqueza o celebridad para influir en la decisión del consumidor. Las agencias elevan al máximo el concepto de éxito. Manejando percepciones con historias e imágenes creativas presentan a individuos y familias perfectas que se convierten en objeto del deseo.

Las personas de la vida real aspiran ser como las de los avisos y las agencias les venden la idea –activando palancas emocionales– de que comprar los productos los acerca a ese modelo de vida. Todos los jóvenes que aspiran ser como Ronaldo deben usar camisetas Nike. El mensaje distorsiona la realidad. Para jugar como Ronaldo requieres de técnicas y condiciones físicas determinadas. Para jugar como Ronaldo debes estar consciente de tus fortalezas y debilidades en el campo y trabajar para potenciar lo positivo y neutralizar lo negativo. Tu plan de trabajo debe ser en base a lo que eres y lo que quieres alcanzar, no en base a falsas necesidades y realidades impuestas por terceros.



Deja tus comentarios aquí: