Tu cuerpo: Tu templo más sagrado

Estamos acostumbrados a vivir de una manera que atenta contra nuestra salud. Comidas rápidas, sedentarismo, poco descanso y mucha actividad laboral… Pareciera que no supiésemos lidiar con la presión y los problemas, porque la mayoría de las veces sucumbimos ante ellos y nos convertimos en personas ansiosas y desequilibradas.

Mira esta escena: todo el día trabajando, abarrotados de cansancio, llegamos a casa con la idea de relajarnos en el sofá o la cama para “reponer” energías, tranquilamente, revisando nuestros smartphones o tabletas. Esto puede conllevar a un lento pero indetenible deterioro de nuestro estado de salud, que pasa desapercibido mientras disfrutamos de esos ratos de ocio.

La ansiedad puede ir asentándose creando preocupaciones inexistentes (“mi tableta está desactualizada, necesito otra”, por ejemplo), y nuestro cuerpo se acostumbra a ese estado de turbación, interrumpiendo otros procesos naturales y comprometiendo sus objetivos primordiales.

Tampoco notamos que la disociación de la actividad física (“estoy muy cansado después de mis ocho, diez horas de trabajo”) va en detrimento de nuestro bienestar. Hacer una sesión de yoga, jogging o gimnasia es el verdadero momento de restauración de nuestra batería de energías. El cuerpo crea resistencia tanto física como emocional ante los embates del sedentarismo.

Pero no hacemos caso, y de repente notamos que estamos enfermos. Probablemente asistimos a algunas alertas, un dolorcito en la espalda, una jaqueca recurrente, pero hicimos caso omiso. Ese es el momento en el que debemos actuar.

Muchas personas tienen miedo a los médicos. Cuánto dinero costará, qué consecuencias tendrá. Somos maestros en engañar a nuestra mente.

Es aquí cuando debemos poner de nuestra parte y hacer uso correcto de las herramientas que el internet nos ofrece. En el caso de doctuo.es, por ejemplo, tenemos una ayuda importante a la mano, sobre todo si estás en ese terreno en el que aún no vences la resistencia del sedentarismo, o bien si sientes que no tienes tiempo para tu salud.

Imagina una plataforma al alcance de un clic en el que te estarán esperando cientos de profesionales para responder en línea a tus preguntas ante posibles padecimientos o dolencias en cualquiera de las áreas de la medicina. Es una excelente herramienta para acortar camino y evitar la ronda de médicos que te hacen pasar por miles de exámenes previos que no ayudan sino a aumentar tu preocupación. Un plus: te conectará con la aseguradoras y doctores (o pacientes, si eres médico) para hacer una red de salud y bienestar.

Es muy importante que recuerdes que la existencia de este tipo de herramientas no te eximirá de tu verdadero compromiso: velar por ti mismo, atender al llamado de tu cuerpo, tomar conciencia de que es tu templo más sagrado, aquél que te contiene y cuyo bienestar decidirá el nivel de equilibrio entre él y tu mente. No dejes de tomar acción.



Deja tus comentarios aquí: