Alimentos para la migraña

Alimentos para la migraña

Se denomina migraña a un dolor de cabeza excruciante y persistente que progresa de manera muy rápida y que se hace resistente a los analgésicos regulares. No es raro que duela sólo una parte de la cabeza, como media cara o la mitad del cráneo. Este particular dolor de cabeza tiene características muy conspicuas y generalmente se acompaña de náuseas, vómitos, sensación de ver pequeñas luces (escotomas o aura), sudor mayor al normal y una peculiar sensibilidad a la luz, al ruido y a algunos olores.

La proporción entre hombres y mujeres de quienes  sufren de esta condición es de 1 a 4, lo cual sugiere una posible relación entre las hormonas femeninas y la aparición de la migraña. No obstante, se sabe que hay cada vez más factores involucrados en la aparición de la migraña en ambos sexos, entre los cuales están:

  • Ansiedad.
  • Deshidratación leve
  • Estrés o tensión nerviosa.
  • Fatiga.
  • Calor.
  • Luz intensa (abuso de luz solar o fluorescente).
  • Cambios atmosféricos.
  • Falta o exceso de sueño.
  • Disminución en los niveles de azúcar en la sangre.
  • Olores muy intensos.

Se estima que 20% de los casos de migraña se deben a uno o varios alimentos o algunas combinaciones. Si logran reconocerse estos alimentos desencadenantes se podrá evitarlos, a fin de prevenir la aparición del dolor de cabeza. Los productos que se sabe contribuyen a promover fuertes dolores de cabeza son:

  • Alcohol.
  • Alimentos en conserva y con aditivos ( es decir muy procesados y artificiales).
  • Alimentos con edulcorantes artificiales químicos.
  • Colorantes artificiales.
  • Comidas ricas en Glutamato monosódico (GMS) como la comida china, alimentos congelados, enlatados, salsas de tomate de frasco o lata entre otros.
  • Salsa de Soya que no sea natural.
  • Harinas blancas muy refinadas.
  • Cacao.
  • Lácteos en general, sobre todo los quesos duros y fermentados, cuanto más fuertes más pueden aumentar los dolores
  • Algunos condimentos, bebidas en polvo y frituras.
  • Frutos secos.
  • Levadura.
  • Nitrato de sodio, que se encuentra comúnmente en todos los embutidos, así como en sazonadores y ablandadores de carne.
  • Picante.
  • Productos ahumados.
  • Tabaco.
  • Es importante tener en cuenta que no todas las personas que padecen migraña son sensibles a los mismos alimentos, por lo tanto será primordial detectar cuales son los causantes del dolor en cada persona.

¿Qué comer?

Antes de las recomendaciones alimenticias debemos alertar que cerca del 80% de los dolores de cabeza se deben a un estado de deshidratación leve. Entonces la primera medida terapéutica debería ser tomar agua suficiente antes de comenzar con cualquier medicamento tradicional o no tradicional.

Después de varias horas de ayuno invariablemente habrá una baja en la concentración de azúcar en la sangre, lo cual puede ser desencadenante de migraña. Es así que, como buen método de prevención, es conveniente no dejar pasar muchas horas sin comer y hacerlo con regular frecuencia (5 a 6 raciones pequeñas en vez de 3 abundantes).

Estudios científicos indican que una dieta baja en grasas y alta en carbohidratos complejos puede ser efectiva en reducir la frecuencia de las migrañas. Los carbohidratos complejos proporcionan energía al organismo y evitan cambios bruscos en los niveles de azúcar en la sangre; se encuentran en granos, panes y cereales integrales, papa dulce y pastas de grano integral o diferente al trigo. Asimismo, reducen la fatiga y proporcionan efecto tranquilizador muy confortante.

Frutas y verduras en general tienen muy bajo aporte calórico y prácticamente nada de grasa, además de importante contribución de azúcares y fibra, lo cual ayuda a eliminar las toxinas del organismo por medio de las heces. La variedad es tan amplia como las posibilidades de combinarlas; si las prefieres en ensaladas frescas, procura no añadir aderezos.

La carne debe ser cocinada al horno y no al carbón, ya que éste al quemarse desprende toxinas que son absorbidas por el producto y después asimiladas por el organismo; recuerda no agregar salsas o sazonadores, como la de barbacoa, o colorantes amarillos de algunos condimentos.

La deficiencia de vitamina B6 puede desencadenar conductas agresivas e hiperactividad que son detonantes de migraña, de forma que hay que consumirla a través de salmón, atún, pollo, carne de cerdo y lentejas.

Evitar fumar y moderar el consumo de alcohol, principalmente vino tinto, así como hacer ejercicio moderado, como caminar, nadar o correr a bajo impacto, tres veces por semana, también son medidas que ayudan a combatir la migraña.

Bajar los niveles de estrés con acupuntura, aromaterapia, ejercicios integrales como el yoga y la meditación, son otras terapias menos convencionales pero altamente efectivas en los casos de migraña.

Finalmente el té de jengibre o de esta raíz combinada con otras hierbas sin cafeína puede ser un acompañante durante los momentos que estamos relajados y si le colocamos un toque de miel y limón estoy segura que harán que se aleje cualquier amenaza de migraña.



Deja tus comentarios aquí: