Tu don puede llevarte al éxito

Tu don puede llevarte al éxito

Quiero compartir la historia de Alexander Beja cuyo don lo está llevando a alcanzar sus sueños. Él es un cantante que recientemente se ha hecho conocido por su encuentro fortuito con Mario Domm. El vocalista del grupo Camila de México lo invitó a su país para grabar una canción juntos. Sigue leyendo para saber más de esta experiencia y de cómo un talento que tienes es lo que necesitas para conseguir el éxito que quieres.

Una conmovedora historia

Todo comenzó con un segmento en la noticia donde grababan a este chico cantando en las calles de Colombia. Alexander es uno de los muchos venezolanos que ha tenido que salir de nuestro país en búsqueda de mejores condiciones. A pesar de las duras carencias, porque emigrar en su caso fue comenzar de cero, Alexander hacía lo que mejor sabía: cantar con el corazón. Así, de las muchas veces que lo hizo, en esta oportunidad en el público se encontraba el reconocido vocalista de Camila. Mario Domm quedó impactado con su voz y con la fuerza con la que interpretaba las letras. En un impulso hermoso, decidió tenderle la mano a este chico. Le compró un celular para poder estar en contacto con Alexander y así poder acordar su visita a México. En este país van a grabar juntos una canción.

Así que este chico, de ser un emigrante que cantaba en las calles, sin siquiera un celular, ha conseguido una gran oportunidad. Como si fuera poco, necesitaba un pasaporte, pues el venezolano no le servía. De manera maravillosa el gobierno colombiano pudo emitir el documento. Los caminos se han abierto para este músico, y todo gracias a su maravilloso talento.

Todos tenemos un único don con el cual podemos prosperar.

Algunas personas podrían decir que Alexander es muy afortunado, y en cierta forma lo es. Pero también si lo sigues en las redes (en IG @soysuremusic) te darás cuenta de cuán duro ha sido su camino hasta llegar a este momento. Tal vez lo que ayudó a su suerte fue que siempre estuvo claro de su don y lo ha usado con toda su fuerza.

Creo que independientemente de nuestras circunstancias al nacer, Dios nos envió a este planeta con un talento con el cual podemos prosperar. Es decir, sin importar la situación financiera de nuestra familia, el país y la época en la que nacimos, podemos tener éxito y es a través de nuestro don. Si bien venimos con muchas habilidades, creo que hay un talento único que es el que debemos descubrir.

El uso de ese don será el que nos lleve al éxito al ofrecerlo a los demás. Cuando aprovechamos nuestro don y servimos con este, encontramos lo que se llama el propósito en nuestra vida, el para qué estamos aquí. Es una formula perfecta, pues somos felices nosotros y también quienes disfrutan de ese servicio que prestamos. Es la mejor manera de vivir y el mejor medio para trabajar, porque disfrutamos de lo que hacemos mientras prosperamos. Por supuesto que también venimos con ciertos desafíos por superar y lecciones que aprender. Pero lo más importante es que traemos condiciones para alcanzar el éxito y hacer realidad nuestros sueños. Y todo esto ocurre a través de usar ese talento con el cual todos contamos.

¿Sabes cuál es tu don?

Hay personas que desde muy niños saben para qué están aquí y empiezan pronto a explorar su talento. Por otra parte, hay otros que tienen que hacer un largo recorrido para encontrarlo. También hay algunos que lo tienen claro, sin embargo, sus muchos condicionamientos les impiden encontrar una forma productiva de usarlo. Todo esto forma parte del recorrido que nuestra alma eligió para esta vida.

A veces se necesita ayuda para poder encontrar cuál es ese talento. Te doy una pista, cuando estás usando tu don, es como si tu alma sonriera, por la gran alegría que sientes.

Aquí te quiero dejar una imagen que puede darte una pista de cómo reconocer tu don y usarlo para llegar a tu propósito. Desconozco la autoría, pero me parece que es una forma muy clara de verlo.

La felicidad es el resultado de estar en propósito

Una característica de todas las personas que tienen gran éxito es la pasión que sienten por lo que hacen. Esa es una señal de estar usando su don. Es decir, puedes estar horas y horas haciendo eso y lo disfrutas tanto que pierdes el sentido del tiempo.

Otro aspecto importante que
puede ayudarte a encontrar ese don, que te lleva a tu propósito, es que lo
disfrutas tanto, que si no necesitaras el dinero, igual lo harías. Entonces,
una pregunta que puedes hacerte si estás en la búsqueda de tu don es: si
tuviera un millón de dólares en mi cuenta, ¿qué me gustaría hacer? Seguro
pondrás viajar, comer, comprar. Eso es fabuloso, pero luego de eso, ¿qué
harías? O, por ejemplo, si tu pasión es viajar, tu don está asociado a esa
actividad.

De todo corazón deseo que sientas la inmensa alegría que se siente al encontrar y usar tu talento. Y al protagonista de esta historia, Alexander: ojalá tu don te lleve a México a grabar con éxito y a otros mil lugares.

Imagen de ejaugsburg en Pixabay



Deja tus comentarios aquí: