Tú puedes ganar en las relaciones, elevando tu autoestima

Tú puedes ganar en las relaciones, elevando tu autoestima

Todos anhelamos relaciones armónicas y felices, pero con frecuencia no sabemos cómo lograrlo. Este es un artículo muy personal donde cuento mi testimonio sobre el camino recorrido para alcanzar esa anhelada paz en todas mis relaciones.

Lo que aprendí de niña.

Quiero contarte una parte de mi niñez que marcó la forma como miraba las relaciones. Crecí en un hogar donde hubo amor y felicidad, pero también hubo abuso, violencia e infidelidad. En base al modelo de relación que tuve con mis padres aprendí que había un abusador y una víctima, que uno era bueno y otro malo. Recuerdo claramente a mi hermana diciendo que en las relaciones uno ganaba y otro perdía y que ella nunca iba a ser la perdedora.

También crecí viendo las películas de Disney, que terminaban en «se casaron y fueron felices para siempre». Esas películas también reforzaban esas ideas de buenos y malos, de conflicto e infortunio.

Así que en mi mente y corazón de niña, por una parte veía las relaciones como la fuente de la felicidad y por otra que era muy difícil ser verdaderamente feliz en alguna.

Las experiencias tempranas nos marcan.

Lo que vivimos en nuestra niñez nos define. Lo vivido en nuestra casa son poderosos modelos que grabamos en nuestro inconsciente y se vuelve la única realidad posible. Adicionalmente, tenemos lo que se llama «lealtad familiar inconsciente». Esta, nos hace ser fieles repitiendo patrones de conducta e historias de las personas que más amamos en nuestra familia.

Y así, repetimos experiencias dolorosas una y otra vez, anhelando el amor por una parte, pero viviendo con dolor y decepción por la otra. Intentamos un resultado distinto cambiando de personas en nuestras relaciones, pero al final siempre ocurre lo mismo.

Todo esto es así hasta hacer un trabajo de consciencia que nos ayuda saber que las cosas pueden ser distintas, pero que el cambio no viene de cambiar de relación, sino de hacer una transformación interna.

Cuando me di cuenta de cuanto me había condicionado mi niñez, tenía muy claro que tenía que sanar. Lo que yo había aprendido era que las mujeres sufrían en una relación y definitivamente eso no era lo que yo quería. Anhelaba un amor de pareja bonito y relaciones de trabajo y con amigos fluidas, sin tanto conflicto.

Así que me comprometí conmigo misma a buscar una forma de cerrar con ese pasado que tanto me había definido y así crear una nueva realidad en mi vida.

¿Cómo cambió la historia de mis relaciones?

Siendo adulta, seguía con el deseo de tener una relación de pareja amorosa y las demás relaciones pacíficas. Ese era mi anhelo, pero no sabía cómo lograrlo, no tenía modelos a seguir. Fue en ese momento que conocía a Bob Mandel y su Proyecto Internacional de Autoestima (PIA). Ver la relación de Bob con su esposa Mallie fue una inspiración. Pude ver el respeto, el amor, la solidaridad y camaradería que había en esa relación y fue el modelo que elegí seguir.

Tomé el entrenamiento y la certificación del PIA con el cual aprendí que en cada interacción independientemente del tipo de relación que sea, tú puedes sacar lo mejor de ti y también ver y conectarte con lo mejor de la otra persona.

Cambié la forma de ver las relaciones, donde alguien debía ganar y el otro perder. Aprendí a mirarme con respeto, pero también a tolerar a los demás. En la medida en que más iba trabajando con este Proyecto, más se sanaban mis heridas, me llenaba de amor y compartía ese amor con los demás. Así fui cada vez, creando relaciones más pacíficas, respetuosas y amorosas. Logré entonces ganar en mis relaciones, en todas, en la medida en que las otras personas con quienes me relacionaba también ganaban.

El Proyecto Internacional de Autoestima, una antes y un después.

He formado parte de este proyecto prácticamente desde su inicio hace más de 20 años. Este modelo me ayudó a cambiar mi vida y luego decidí compartir lo aprendido con otras personas. Por eso me volví terapeuta y conferencista. Durante unos 15 años he estado usando esta valiosa herramienta con mis clientes, pero sobre todo en mi propia vida.

El resultado, es que tengo una relación maravillosa con mi esposo por más de 20 años. Siento una enorme paz con respecto a mis padres, a quienes amo profundamente. Y así, cada una de mis relaciones es armoniosa. Cuando hay alguna diferencia por resolver, lo hago con amor, respeto y compasión por mi y por el otro.

Como ves, creo profundamente en este Proyecto Internacional de Autoestima, que para mí ha sido el mejor modelo para reconciliarme conmigo y con el mundo.

Pues como todo evoluciona, algo que yo pensaba que ya era maravilloso, ahora tiene una propuesta más actualizada. Bob Mandel ha logrado lo que pensé no era posible, ha hecho esta poderosa herramienta más simple y profunda al mismo tiempo. Siguen siendo 10 pasos, 10 prácticas que al incorporarlas a tu vida, te mirarás con ojos de mayor valoración y al relacionarte con otro lo harás desde el lugar más elevado y consciente de ti.

Bob Mandel pronto estará enseñando su nueva edición del Proyecto Internacional de Autoestima. Así que si quieres llevar tus relaciones a un nuevo nivel de bienestar y amor, pregúntame sobre esta propuesta que seguro te será tan valiosa como lo ha sido para mí.

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay



Deja tus comentarios aquí: