Un cuento de navidad. Amor y Gracias

http://bibliotecados.com/2014/12/03/cuento-de-navidad/

http://bibliotecados.com/2014/12/03/cuento-de-navidad/

Cada año viene a mi mente la historia tantas veces relatada en películas y dibujos animados “Un cuento de navidad” (adaptación del libro A Christmas Carol de Charles Dickens), me fascinaba como en esta hermosa época  Ebenezer Scrooge, el avaro acaudalado en bienes materiales pero pobre de espíritu, recibía la visita de tres fantasmas quienes le muestran su pasado, presente y futuro, generando en él un cambio de actitud que lo lleva a darle sentido no solo a su navidad, sino también a su vida.

La navidad para muchos es la  época donde afloran los mejores sentimientos, se siente en el aire a pesar de los problemas ese deseo de compartir, sonreír, disfrutar, no es una época de vacación más, no son solo unos días libres ¡Es Navidad!

Para nosotros los Católicos navidad nos recuerda el nacimiento del Niño Jesús, un niño Dios que nos hace ver la humildad de un rey que por amor nace en un pesebre (belén); pesebre que se transforma en cuna de oro por el amor recibido. Ese sentimiento de amor que se siente en navidad, siendo católico o no, ese aire de alegría y fiesta que se respira, es general, embarga a todos, incluso a los corazones más duros.

Hace mucho tiempo que dejé de buscarle respuesta al porqué de ese sentimiento, simplemente el AMOR de ese niño acostado en su pesebre se manifiesta religiosamente anualmente y es su mejor regalo.

Mi cuento de navidad es también ese cántico al amor y al agradecimiento de un año vivido y una  promesa de mejorar en el nuevo año que está por venir,  es el de valorar cada una de nuestras experiencias, sean “buenas” o “malas”, los problemas no se desaparecen por arte de magia pero aun así en esta época la fe y la esperanza recuperan las fuerzas en nuestros corazones.

Le canto al amor recibido y dado, le canto al amor de Dios que me sostuvo en sus brazos y me llevó en ellos siempre y cuando todo pintaba gris  me susurraba “Recuerda el pesebre…Jesús vino a iluminarlos con su luz”, le canto al amor compartido con la familia, las amistades de siempre y las generadas este año, al amor expresado en sonrisas, canciones, cortas frases, amaneceres y atardeceres, brisas y lluvias que se sentí en mi piel y me hacen sentir viva y agradecida.

http://imagenesdereligion.com/category/imagenes-navidenas/

http://imagenesdereligion.com/category/imagenes-navidenas/

Te invito a reflexionar en tus vivencias y compáralas con las enseñanzas del pesebre, ¿Qué has vivido semejante a esas enseñanzas y cómo podemos mejorar este nuevo año? Regálate la magia de escribir tu experiencia, de escribir tu propio cuento de navidad.Al igual que Scrooge cuando pudo observar desde otra dimensión su pasado y presente, mi cuento de navidad es una reflexión de lo vivido hasta ahora, por cada una de mis experiencias digo ¡Gracias! He vivido a flor de piel la certeza de que la felicidad no se mide o cuantifica en el número de tus posesiones materiales, recordé lo que es sentirla y a manifestarla en sonrisas, paz interior y ese es el mensaje del niño Jesús en el pesebre cuando lo ves envuelto en pañales y rodeado de heno y animales. Cuando ves las imágenes de José y María adorando al niño Dios, reflejando a la “Sagrada familia”, piensas que a pesar de las carencias esa escena es perfecta y te regala todo lo que debes tener, te obsequia el conocimiento que necesitas y nos revela el misterio de la vida.

Mantengamos presentes las enseñanzas de amor, humildad, caridad, paz y perdón que regala la navidad, transformando nuestra actitud como lo hizo Ebenezer Scrooge, y pasemos de las palabras a la acción, viviendo a plenitud.

Termino con la frase del pequeño Tim en este hermoso cuento que vence el tiempo y las distancias ¡Que Dios los bendiga a todos!

María Carolina Rivas



Deja tus comentarios aquí: