Un mantra para sobreponerse al miedo

La sociedad en la que vivimos se especializa en inculcarnos e inyectarnos miedo. Y el miedo nos puede paralizar ante cualquier circunstancia difícil. Para contrarrestar esto, mucha gente te dirá que no tengas miedo. Suena bonito, pero la verdad es que no sentir miedo es más difícil que atrapar un cerdo encebado. Y cuando lo atrapas, te das cuenta de que de todos modos lo sigues sintiendo.

Pero el miedo no es algo necesariamente malo. Al contrario. Puede ser un gran aliado si sabemos utilizarlo bien. El miedo nos activa, nos pone alertas, nos prepara para enfrentar situaciones de peligro y también significa que nos importa algo o alguien.

La clave está en no permitir que ese miedo nos domine o nos haga actuar de forma irracional, ya que es como fuego. Es sumamente poderoso y puede servirnos como una herramienta si lo usamos con sabiduría. Pero al igual que el fuego, se nos puede salir de control rápidamente. Por eso hay que utilizar el miedo con cautela, con respeto y con sabiduría.

Militares de élite como los Boinas Verdes o Navy Seals serán los primeros en decirte que el miedo no es algo que se debe evitar. Es algo que se debe honrar y abrazar. Su filosofía es que el miedo es algo que nos sirve para estar informados, pero nunca nos debe servir para guiarnos.

Hagamos un ejercicio. Cada vez que sientas miedo respecto a algo o alguien, utiliza este mantra. Incluso ahora mismo que puedes estar sintiendo miedo, respira hondo. Inhala durante tres segundos, exhala durante cinco y dile a tu miedo:

Miedo, te siento y te agradezco que me adviertas acerca del peligro. Pero elijo utilizarte como el fuego que me impulsará en mi camino.

¿Cómo se siente ahora ese miedo dentro de ti? ¿Te sientes aún paralizado, o te sientes listo para enfrentar esa situación o esa persona? Si no te sientes aún preparado, no te preocupes. Repite estas palabras como un mantra hasta que te sientas listo. La verdad es que mientras seas humano, nunca dejarás de sentir miedo. Pero, definitivamente, puedes convertir al miedo en uno de tus mejores aliados. Eso sí que hace la diferencia.

Otra cosa que los militares de élite te recomiendan es moverte. El movimiento da vida. Tal vez si viste la película de Brad Pitt, Guerra Mundial Z, recuerdes que esta frase era el mantra para poder sobrevivir a los zombies: quédate congelado y seguro que mueres.

De todos modos, al final de tu vida nunca querrás contar las historias en las que te venció el miedo. Querrás contar solo aquellas en las que lo venciste.



Deja tus comentarios aquí: