Un nuevo horizonte

Hace algún tiempo… una compañera de estudios, cuando llovía, se levantaba del pupitre, se acercaba a la ventana del salón de clases y dibujaba un sol en el vidrio…
Tú puedes tener nuevos horizontes, puedes gritar de alegría porque tienes un trabajo que te permite darte algunos gustos y satisfacer tus necesidades, puedes sentir un techo para tu mente, cuerpo, corazón y alma donde puedes compartir y descansar.
Te toca a ti escoger que tipo de día quieres tener.
1-¿Quieres que sea brillante, colorido, alegre, lleno de expectativas y un sinfín de posibilidades?
2- ¿quieres que sea sombrío, frío y sin luz o el brillo de un nuevo día?
Tú decides en qué te vas a enfocar. Tú eliges que mirar. Tú decides que hacer con lo que el nuevo día te trae.
No mires a los lados, si el jefe entro gritando, evitarlo es lo mejor.
No es culpa del tiempo, sabes que hay leyes de la naturaleza, que no están contra ti… ni el tráfico, acuerdate que todos quieren llegar…por eso se compraron un carro…tus hijos los trajiste al mundo tu, y tu pareja, la elegiste…te casaste con él o con ella. En fin.
De tu enfoque depende si tendrás un buen día, semana, año o vida y de cómo también puedes hacer que otros tengan una vida más enriquecedora y llena de aspectos y emociones positivas.
La idea no es que te resignes, ni te conformes con menos de lo que mereces y deseas, la idea es que te enfoques cada día y aprecies lo valioso, lo hermoso, lo bueno y lo posible a tu alrededor y uses la fuerza de ese enfoque para cambiar lo que ya no quieres más en tu vida.
Tú puedes sonreír al mundo que te rodea, si decides usar el enfoque que te otorgue más ventajas y beneficios a tu salud. Negativo-positivo.
Valora la belleza de las cosas simples. Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas. Disfruta la vida que tienes por delante. Vívela intensamente. Piensa que en ti está el futuro y encara la tarea con orgullo y sin miedo.
Si no tienes lo que quieres, entonces, quiere lo que tienes, mientras tomas acción para conseguir lo que quieres.
Eres el escultor, el artista que puede hacer maravillas con la luz que trae un nuevo día. Como vivas hoy depende absolutamente de ti.
Sólo tú eres el arquitecto de cómo lo diseñes y el ingeniero de cómo lo construyes. El llegar más allá, e ir más lejos de donde te encuentras ahora,
Depende exclusivamente de ti.

Con todo mi afecto
DANIELA MIJARES
04/8/2016



Deja tus comentarios aquí: