Un reconocimiento necesario

Un reconocimiento necesario

Hace unos días se dio a conocer la noticia de que el cantante canadiense Shawn Mendes decidió suspender todos los conciertos de su gira mundial a fin de cuidar su salud mental y evitar, en sus propias palabras, su “quiebre”.

Otro caso reciente es el de la laureada actriz Sandra Bullock quien recientemente anunció su retiro temporal de la pantalla y declaró sentirse “quemada, cansada e incapaz de tomar decisiones” debido al exigente ritmo de vida de su carrera artística.

Ambos artistas hicieron referencia al término de síndrome del burnout, o agotamiento laboral crónico, el cual ha sido definido por la Organización Mundial de la Salud como el estado de cansancio mental, físico y emocional que pudiera padecer una persona por exceso de trabajo. 

En mi experiencia, el riesgo de padecer burnout proviene de confundir lo que hacemos (profesión) con lo que somos (esencia). Y es que, por mucho que nos sintamos identificados con la actividad que llevamos adelante, nunca podemos llegar a desdibujarnos hasta el punto de no distinguir que somos mucho más que el oficio o profesión a la que nos dedicamos. 

A continuación, te dejamos 5 recomendaciones sencillas que puedes aplicar para contrarrestar las señales del burnout que pudieran estar apareciendo:

La primera recomendación es delegar tareas. Para poder lograr esta práctica hay que aprender a confiar: Busca o entrena a otras personas a quienes puedas asignar parte de tus labores. Acalla tu ego y pide ayuda. 

En segundo lugar, descansar: Así como agendas tus reuniones y el resto de tus tareas, reserva espacio en tu agenda para el descanso y el ocio. Procura que este tiempo sea sagrado y no caigas en la tentación de suspenderlo para trabajar. 

Luego, es necesario reflexionar de forma consciente. Dedica tiempo para pensar acerca de tus próximos planes o de hacer balances honestos de tus logros hasta el momento. No todo pasado fue tan malo ni todo futuro es tan aterrador como a veces imaginamos. 

Cada cierto tiempo es vital desconectar. Muchos altos ejecutivos están incorporando un día de détox tecnológico en el que apagan su dispositivo móvil y se dedican a “vaciar su mente”. Leer un libro, conversar con la familia o salir a caminar, debe ser una prioridad, al menos una vez por semana. 

Finalmente, evitar las excusas. Es bastante común pensar que los responsables de lo que nos sucede están en el afuera y aquí es preciso hacernos cargo de nuestra salud mental y autocuidado. 

Vamos a tomarnos el tiempo para sanar, cuidar de nosotros mismos y de nuestra salud mental, para poder volver al trabajo repotenciados.

Foto creado por cookie_studio – www.freepik.es



Deja tus comentarios aquí: