Un regalo para toda la vida: las experiencias

Diciembre me agobia. El frenesí consumista y parrandero, las fiestas, los compromisos. No entiendo muy bien eso de que sea obligado gastarse un dineral en adquirir objetos para hacer feliz a otros.

Yo creo, más bien, en regalar experiencias.

Las cosas se pierden, se gastan, se rompen, pasan de moda o se desactualizan. Lo vivido es para siempre.

Yo prefiero que me inviten a comer con una vista maravillosa, que me lleven a pasarme una noche fría bajo las estrellas, a conocer una cascada lejana, a surcar loscielos en un parapente.

Mejor que cualquier pieza de ropa o instrumento de cocina es la posibilidad de viviruna experiencia que sea nueva en tu vida, que te conmueva, te emocione, te mueva.

Viajar es el mejor regalo que puedes darle a otra persona y a ti mismo. Lo que aprendes en un viaje no te lo enseña más nadie. Cuando te sales de tu rutina y teentregas a vivir algo nuevo, aprendes a tolerar, a conocer otras maneras de ver el mundo, a comer diferente, a abrirte a otras sensaciones y por ende a convertirte en una mejor versión de ti ¿Qué regalo puede ser mejor que ese?

Hagan de este Diciembre uno sin igual, regálense vida, porque ese regalo sí que es para siempre.



Deja tus comentarios aquí: