Un regreso a clases saludable

Un regreso a clases saludable

Quizás muchos se identifiquen con mi confesión, pero si pudiera elegir tener un poder en el mundo, sería el darle la capacidad a todos los padres para que educaran el paladar de sus hijos y los alimentaran como mis padres y mis abuelos lo hicieron conmigo.

En ocasiones, nos dejamos llevar por el apuro y el bolsillo, olvidándonos de que la buena cocina es parte de nuestros valores, de nuestra salud y de nuestra herencia, sobre todo entre nosotros los hispanos.

El regreso a clases debe de ser un plan de familia, un ajuste en el estilo de vida de grandes y chicos, pues nos afecta a todos en el hogar. Así que inspirado en eso, comparto algunas sugerencias que espero te ayuden en tus preparativos del back to school.

• La hora de ir a dormir debe ser ajustada. Así como las horas de videojuegos o juegos en el teléfono.
• Haz tiempo para el ejercicio físico, sobre todo si tus niños no hacen deporte adicional en la escuela.
• La buena alimentación se relaciona con la conducta y eso empieza por el desayuno.
• Prepara un menú en el fin de semana, y así adelantas algunos platos de la semana.
• Evita todo lo procesado, los jugos que no sean 100 % naturales y controla las azúcares.
• Compra panes, snacks, jamones y quesos que sean lo más naturales posible.
• Hazlos comer más frutas y vegetales. Llévalos a la lonchera y al plato en casa.
• Cuando hagas la cena, cocina el doble y que se lleven un poco en la lonchera.
• Hazlos comer más granos, prepara más arroces y sopas como lo hacían nuestras abuelas.
• Prepara proteínas frescas. Pollo, cerdo, pescado, huevo, atún, pero todo hecho en casa, nada de bolsa o congelado y si es orgánico o free range, mejor todavía.
• Compra ingredientes que te duren mucho y te ayuden a resolver en cualquier momento.

Las ideas siempre sobran. Permíteles crecer con un buen paladar, lleno de antojos por ingredientes frescos, de calidad, y deja afuera todo lo procesado. Recuerda, no somos más inteligentes comiendo rápido y barato. Tanto para ti, como para ellos, aplica el dicho somos lo que comemos.

Imagen de silviarita en Pixabay



Deja tus comentarios aquí: