Un rincón zen para tu hogar

Desde hace un tiempo me estoy involucrando un poco en el tema de la meditación. En lo personal siento que he recibido más respuestas espirituales con esta práctica, que con el simple hecho de rezar; así que he estado buscando el lugar ideal en mi casa para preparar un espacio de relax en el que pueda meditar. Así que te voy a dar algunos tips para que prepares tu propio rincón en el que diariamente puedas encontrarte contigo mismo.

Desde el punto de vista de la decoración, el estilo zen es el que más se adaptaría a nuestro rincón espiritual, ya que su filosofía se basa en la búsqueda de la iluminación, la armonía y la paz interior. El zen se aleja totalmente de los pesados ornamentos y busca el equilibrio, empleando pocos objetos elaborados en materiales naturales; esto es precisamente lo que ha integrado el diseño interior y la arquitectura en los últimos años del siglo XXI.

Manos a la obra,  paso por paso

  1. Lo primero que debes hacer es ubicar un lugar dentro de tu casa que sea tranquilo y tenga iluminación natural.
  2. Según el Feng Shui el lugar más propicio para esta zona es el noroeste de la casa, ya que esta trabaja los ancestros, los viajes y benefactores.
  3. Puedes pintar tu espacio de blanco o emplear cualquiera de la gama de los colores ocres. La idea es que te sientas tranquilo, recuerda que los colores influyen en nuestro estado de ánimo.
  4. Ubica muebles de líneas rectas, puede ser un diván o una tumbona, acompañados de una mesita baja. La idea es que el mobiliario invite al orden y conserve el color de la madera natural.
  5. Si tienes la oportunidad de hacer reformas, puedes optar por materiales naturales para el piso; es decir si escogiste una habitación entera, entonces te recomiendo que coloques pisos de madera o piedra. Esto por supuesto es opcional.
  6. La iluminación debe ser sutil e indirecta, así que ubica cortinas que regulen la entrada de luz. Estas no deber ser oscuras.
  7. Puedes colocar una pequeña biblioteca donde coloques tus libros espirituales, aquellos con los que te inspiras; y te ayudan a meditar y reflexionar.
  8. Agrégale tu toque personal con cojines, que incluso puedas colocar en el piso, ubica una alfombra o tapete para completar la decoración.
  9. En cuanto a los accesorios recuerda las velas, ellas proporcionan una sensación de intimidad, sobre todo en las noches. No te olvides de las plantas, y las flores. También puedes tener una fuente pequeña de agua y dependiendo de tu tendencia religiosa opta por colocar las imágenes de las deidades en las que creas.
  10. Un pequeño jardín zen
    también es una buena opción, lo puedes ubicar en una esquina o rincón de la habitación. Si el espacio no te lo permite, recuerda que también hay unos pequeños que venden en las casas de Feng Shui y que puedes ubicar en la mesita o biblioteca junto a los libros.
  11. No te olvides tener un pequeño reproductor de CD, MP3 o Ipod, para colocar música espiritual, esto ayuda mucho en el proceso de meditación, te recomiendo la música reiki. Y finalmente recuerda aromatizar tu rincón con incienso.

7Espero que estos tips te ayuden a crear tu zona zen. Considero que estos espacios son vitales en nuestras casas, porque simbolizan nuestro agradecimiento a esa energía creadora, por lo tanto, nos invita a descubrirnos a nosotros mismos para luego reconciliarnos con el mundo en el que vivimos.



Deja tus comentarios aquí: