Una danza cromática Carlos Cruz-Diez

Una danza cromática Carlos Cruz-Diez

La intervención de los espacios públicos y semi-públicos y su relación con las diversas expresiones del arte (Danza, letras, artes escénicas, narrativa audiovisual)  y todo lo que sea liberador para el espíritu de los humanos que habitamos o nos volvemos transeúntes esporádicos de Bogotá, ha sido y es una prioridad hace más de 17 años que vivo y está involucrada con el entorno artístico de la ciudad que en el año 2007 sería Capital Mundial del Libro.

Poder contarles hoy que, como egresada de la Fundación Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano, me ha permitido estar de público en la inauguración del Anillo de Inducción Cromática del Maestro Carlos Cruz-Diez (1923-2019) ha sido una experiencia cósmica-mística y sabia para todos mis 10 cuerpos sutiles.

Es una obra que duro 17 años en investigación, creación y desarrollo, siendo en una reunión en el 1993 que Evaristo Obregón rector de la Utadeo en ese momento le propone e invita al maestro Carlos Cruz-Diez a visitar la universidad. El artistita se encontraba en Bogotá participando en la Galería Graphic Desing de Magdalena Arria, con motivo de la primera edición de la Feria Arte Latinoamericano (Artfi).

En año 2013, el maestro Carlos Cruz-Diez, regreso a Bogotá y contacta la universidad que en ese momento se encontraba desarrollando un plan de mejoras que incluía para la institución la construcción de la plazoleta integrada al campus.

Es en el año 2014 que se formaliza la donación ante el consejo directivo de la UJTL. Y en el año 2017 el proyecto es incluido en el programa de cooperación Francia-Colombia (L´Année France-Colombie, 2017).

A título personal, los espacios de creación y expansión que me ha dado mi UJTL en estos 15 años de vínculos académicos, emocionales y culturales, tanto en mi marca propia Kundalini Yoga Vital, como en los 10 años de Danza Oriental que he forjado ensayando cada día en los salones de danza y también dentro y fuera del anillo cromático que ha sido testigo Omnipresente desde la rampa cubierta del Edificio Guillermo Rueda Montaña de la dedicación y amor que persiste en cada paso a mi ritmo y biorritmo durante el año 2020, 2021 y lo que va de 2022. Ha sido y seguirá siendo el escenario en que bajo la mirada eterica del señor caído de Monserrate y el abrazo de la montaña de la Virgen de Guadalupe, me cubre y aporta mucha proyección y protección interna, al servicio de todos ustedes.

Siempre llevaré en mi corazón el gran 31 de marzo de 2022 día en el que asistí y conocí personalmente al maestro (hijo) Carlos Cruz-Delgado.

Los créditos fotográficos son de mi marca @kundaliniyogavital



Deja tus comentarios aquí: