¿Qué hacer en una encrucijada? Tomando decisiones conscientes

¿Qué hacer en una encrucijada? Tomando decisiones conscientes

Nuestro recorrido por la vida implica continuamente tomar decisiones, unas más sencillas, otras más difíciles o importantes. Este proceso cotidiano para unos es un dilema, problema y estrés, mientras que para otros no lo supone tanto.

¿Te ha pasado que cada vez que tienes que tomar una decisión importante te encuentras en una encrucijada y no sabes qué hacer? ¿Quizás con ganas de decidirte y no darle más vueltas a las posibilidades?

Cuando estamos frente a una decisión que tomar, debemos tener presente que habrá algo a lo que renunciaremos, y quizás esto nos haga paralizarnos o nos cueste decidir.

Algunas de las causas que nos limitan al tomar decisiones es que muchas veces creemos que esa decisión será permanente y para siempre. También puede ocurrir que quieres que tu decisión sea la mejor, la que te asegure un resultado idóneo, aparecen tus miedos (¿qué pasará?, ¿y si me equivoco?), y te pones a valorar lo que otras personas piensan de ti o esperan de ti.

El proceso de decidir es inevitable hasta cuando no queremos arriesgarnos o queremos evitar decidir, pues tomar una decisión o no también es una elección. Lo importante es tener conciencia de con qué grado de libertad y satisfacción tomamos nuestras decisiones.

Si te encuentras en una encrucijada y necesitas ayuda para tomar una decisión, aquí menciono algunas recomendaciones y consejos para hacer este proceso más agradable y de crecimiento para tu vida.

  • Practica la sinceridad contigo mismo. Aprende a escucharte. No dejes de preguntarte lo que sientes entre una opción y otra. No te enfoques en lo exterior, sino en tu interior y en qué sensaciones y emociones están presentes.
  • Las decisiones no son de por vida o para siempre. ¿Qué significa esto?, que puedes cambiar de opinión y no va a pasar nada, esto te libera de tanto estrés y de pensar que es irrevocable.
  • Más que tomar la decisión, es tomar en cuenta las consecuencias y la responsabilidad de haberla tomado. Las decisiones son todas para bien si sabemos manejar las consecuencias y somos responsables de ello. Aparte de reconocer que me equivoqué en el caso de que así fuese, vale más qué voy a hacer al respecto y qué voy a aprender. No hay errores solo aprendizajes.
  • Aprende a confiar en ti, a decidir desde el presente independientemente del resultado futuro, solo así podrás ser completamente libre y responsable.
  • Practica y haz el hábito de una toma de decisiones activa en lugar de pasiva. Cuando asumes tu decisión y te responsabilizas a pesar de los miedos das el paso y escoges, estás aumentando tus recursos, capacidades y poder personal; mientras que si lo haces de forma pasiva delegas en alguien la decisión o alternativa y caes en la autocrítica y baja autoestima, te haces esclavo o dependiente de algo o alguien.

Cuando somos conscientes de la importancia de tomar decisiones, empezamos a cambiar nuestra realidad. No olvides que en la vida el cambio es un constante, cada decisión que has tomado te ha traído hasta el presente, y lo que eres hoy, también es parte de ellas.

Por ello, si te has encontrado en una situación similar de no saber qué hacer, y te sientes identificado con el tema, te animo a reflexionar y empezar a utilizar algunos de mis consejos. Sé que puede resultar un poco difícil, pero vale la pena para nuestro paso y aprendizaje por la vida.

“Es en el momento de decisión que tu destino toma forma”. Tony Robbins.



Deja tus comentarios aquí: