Una fórmula de 4 pasos para ir tras tus sueños

Una fórmula de 4 pasos para ir tras tus sueños

Menos del uno por ciento de las personas escribe sus esperanzas, sueños o ambiciones, y menos comparten esta lista con un tercero, y así crear responsabilidad por sus objetivos; pero distintos testimonios comprueban que aquellos que lo hacen son mucho más propensos a vivir su versión de una vida plena. Ten presente que la única persona que tiene el control sobre tus sueños eres tú.

Si quieres seguir este modelo, crea una lista de sueños y compila cien sueños que esperas lograr antes de morir. Varias personas, entre ellos emprendedores de éxito, han revisado sus listas y descubren que han logrado un gran número de estas metas, y deciden ingresar nuevos objetivos y aspiraciones.

Si te sientes un poco perdido en la vida o confundido acerca de cómo lograr tus metas, anímate a seguir estos cuatro pasos importantes:

  1. Escríbelo

Primero, abre una hoja de cálculo de Excel. Crea algunas categorías de tiempo en la parte superior de tu hoja, como “6 meses”, “5 años” y “de por vida”. A continuación, a lo largo del lado izquierdo de tu hoja, crea tantas categorías de vida que se te puedan ocurrir, incluyendo (pero no limitado a): espiritual, familiar, profesional, financiero, intelectual, comunidad, personal y viajes.

Ahora, tómate el tiempo para completar al menos una meta para cada una de las casillas que se han cruzado entre el tiempo y la categoría. Si se te ocurre más de un sueño por cada sección, no hay ningún problema, anótalo también. Escribe hasta que no puedas escribir más.

  1. Descubre tus áreas de interés y temas comunes

Si estás perdido en tu carrera actual, sintiéndote atado por dinero en efectivo o frustrado con relaciones sin fin, puede ser difícil salir de tu situación actual para soñar en grande. Así que comienza con lo pequeño.

Si no puedes ver tu futuro en la categoría “De por vida”, piensa en dónde quieres estar en un mes, y si te sientes atrapado en tu categoría profesional, enfócate en viajar o en tu comunidad. Los sueños pueden mezclarse entre categorías; de hecho, es preferible.

De vez en cuando, revisa la lista y descubre si puedes encontrar temas, o si quieres puedes considerarlos desde un principio.

Por ejemplo, si quieres completar un maratón en algún momento de tu vida, tal vez deberías agregar un medio maratón a tu objetivo de cinco años y un 5K a tu sexto. ¿Te das cuenta de un tema común entre el deseo de viajar y lo espiritual es que estás deseando pasar un tiempo significativo en la India en un ashram?

Tal vez eso puede influir en tus metas financieras como al considerar cuánto costaría el poder realizarlo. Incluso, puedes considerar qué aspiraciones profesionales tienes: ¿podría trabajar en uno de estos lugares?

Cuando te sales de la monotonía diaria, puedes encontrar algunas luces que lograrán guiarte hacia un futuro más satisfactorio.

  1. Compartir con los demás

Una vez que sientas que tu lista está completa, escribe el nombre de una persona al lado de cada sueño. Esta persona debe ser la persona en tu vida que es más probable que te ayude a lograr este sueño en particular.

Luego, comparte esos sueños con tu persona identificada. Pídeles ayuda en la celebración de la rendición de cuentas para el logro de tus objetivos, y establece plazos para reunirte con ellos e informarles sobre tu progreso.

Al compartir tus sueños y pedir ayuda a otros, permites que las personas que se preocupan por ti inviertan y se interesen en tu vida, y hace que sea mucho más probable que logres alcanzar tus metas.

  1. Hacer revisiones de forma regular

Este paso final es el más importante. No te ayudas a ti mismo si te comprometes a cumplir ciertos objetivos solo para luego olvidarte de ellos. Además, cuando logras una meta, marcarla en tu lista y reemplazarla por una nueva es una de las sensaciones más satisfactorias.

Siempre puedes mover tus sueños a un nuevo plazo de tiempo si ya no cumplen con sus parámetros originales, pero al revisar con cierta frecuencia (considera cada seis meses), estarás recordando lo que es importante para ti.

Muchos empresarios de éxito están en un punto en sus vidas en el que se pueden sentir orgullosos de sus años de trabajo duro, pero reconocen que habrían logrado solo la mitad de lo propuesto si no hubiesen elaborado una lista de sueños. Entonces, ¿qué esperas? ¡Es hora de empezar a soñar!



Deja tus comentarios aquí: