Una mala actitud es una discapacidad

Una mala actitud es una discapacidad

Hay discapacidades más limitantes que otras pero sin duda ninguna peor que una mala actitud. He visto no solo salir adelante sino destacarse a personas sin extremidades o sin vista, de hecho aún recuerdo un señor de más de 60 años que se graduó conmigo de psicólogo sin poder ver y a una edad donde no es habitual realizar estudios universitarios pero esas trabas no estaban en su mente por lo tanto no interferian en su vida.

Una buena actitud te da confianza, te hace caminar con fe y te da la voluntad para continuar a pesar de los obstáculos o tropiezos de la vida; es la que te lleva a sonreír y secarte el sudor de la frente más que a quedarte tirado compadeciéndote por tus circunstancias e incluso buscando que otros te consuelen.

No es un tema de buscar compasión, es un tema de ánimo, de fuerzas para seguir y de flexibilidad para encontrar nuevos caminos.

Una mujer puede sentirse abrumada por ejemplo por ser madre soltera y tener que llevar sola una carga tan complicada pero otra en las mismas circunstancias agradece tener la oportunidad de ser madre y ve la situación con otros ojos donde el amor le da la fuerza para lograr lo que a otra le parece totalmente cuesta arriba.

Claro que este tema de la actitud tiene sus variantes, hay momentos donde a cualquiera se le pone el mundo de cabeza, dónde los pensamientos negativos entran y atormentan, dónde hay situaciones que entristecen o agobian.

¿Qué hacer ante esos bajones?

La primera invitación que quiero hacerte es a no resistirte, los procesos están para ser vividos, sentidos sin por ello sucumbir. Una cosa es darte el permiso para sentir y otra muy distinta es hundirte en ese sentimiento.

Profundizar demasiado suele hacer daño, quizás la vida solo espera de nosotros que entendamos que es un día a la vez, que de esta no salimos vivos de modo que es mejor navegar en las aguas de la vida más que bucear en ellas constantemente. Menos rollo,  más sonrisas, mucha esperanza y hacer del desarrollo de una buena actitud un hábito.

Foto creado por gpointstudio – www.freepik.es



Deja tus comentarios aquí: