Una mamografía a tiempo

Una mamografía a tiempo

Quizás en algún momento de la vida has oído hablar de ella pero, te has preguntado ¿qué es? ¿Para qué sirve? Si aún tienes dudas, espero poder ayudarte a disiparla con este artículo.

La mamografía  es un método diagnóstico que consiste en la exploración de las glándulas mamarias haciendo uso de dosis bajas de rayos x  que emite un aparato llamado mamógrafo para así obtener imágenes que van a ser posteriormente evaluadas por un médico imagenólogo. Su importancia radica en que, en la actualidad, es el método de pesquisa más importante y universal en la detección subclínica del cáncer de mama, es decir, antes de que se haga palpable y que aun no de manifestaciones clínicas, cuando la mujer aun  no lo siente. Su aplicación adecuada permite detectar lesiones malignas a tiempo, aún cuando son muy pequeñas, modificando de tal forma su evolución natural y por tanto, disminuyendo la mortalidad por esta terrible enfermedad. Realizada de esta forma se llama mamografía de exploración. Cuando la paciente se palpa algún nódulo, tiene dolor o secreción por pezón (en periodo de no lactancia) se practica entonces una mamografía diagnóstica.

El primer equipo de mamografía salió al mercado en la década de los sesenta del siglo pasado pero no fue sino hasta 1992 cuando la Food and Drug Administration (FDA) estableció los controles de calidad necesarios para su aplicación y es a partir del año 2000 cuando comienza a usarse los mamógrafos digitales. Actualmente los avances tecnológicos permiten realizar mamografías digitales con reconstrucción de las imágenes en 3D a través de una técnica llamada tomosíntesis.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el cáncer más común en la población femenina adulta es el de mama y la aplicación sistemática de la mamografía en edades comprendidas entre los 50-69 años podría reducir la mortalidad en un 15 a 25%.

¿A partir de qué edad puedo realizarme la mamografía?

La United States Preventive Service Task Force recomienda este estudio cada 1-2 años en mujeres de 40 años o más. Sin embargo, como excepción de la regla,  existen casos especiales en los que el ginecólogo o mastólogo la puede indicar a partir de la tercera década de la vida tal como sucede en pacientes con antecedentes de familiares cercanos con cáncer de mama. No debe ser realizada en pacientes embarazadas ni en periodo de lactancia.

¿Cómo debo prepararme para realizar la mamografía?

La Sociedad Estadounidense del Cáncer (ACS) recomienda que este estudio deba realizarse una semana después al periodo menstrual y no la semana antes pues para este momento las mamas están particularmente sensibles. También recomienda no usar desodorante ni talco al momento de la toma de las imágenes porque pueden aparecer como manchas de calcio. Es recomendable llevar las mamografías de años anteriores para que el imagenólogo las compare con la nueva y así mejorar la sensibilidad del método.

¿Cómo se realiza la mamografía?

El tecnólogo radiólogo posicionará su mama en una plataforma especial de la unidad de mamografía y será comprimida gradualmente con una paleta (generalmente de plexigas), posteriormente activará los rayos x para obtener dos visualizaciones básicas: una de arriba a abajo (cráneo-caudal) y otra lateral en ángulo (oblicuas laterales). El estudio tiene una duración promedio de 30 minutos. Existen otras incidencias de los rayos x para casos especiales que así lo requieran.

A pesar de ser el método de pesquisa por excelencia de lesiones en las mamas, no es el único. También el médico especialista cuenta con estudios complementarios como la ultrasonografía  que se basa en la emisión de sonidos a una frecuencia no detectable por el oído humano y la resonancia magnética, esta última empleada en mamas para casos especiales según lo considere el médico tratante.

Recuerda, la mamografía no es un método exclusivo para la población femenina. Los hombres, aunque con una incidencia casi 100 veces menor, también pueden padecer de lesiones malignas de mama y requerir de una mamografía.

Practica mensualmente el autoexamen de mama y acude regularmente al médico especialista para que recibas la información necesaria acerca de este método que anualmente contribuye a salvar miles de vidas alrededor del mundo. 



Deja tus comentarios aquí: