Una mirada más allá

Una mirada más allá de las actuales circunstancias dolorosas y frustrantes en las que vivimos socialmente en nuestro país y en el mundo entero es imperativa si deseamos continuar pues revolcarnos y machacarnos lo negativo solo nos hunde. Observa. La mirada debe oscilar entre los dos polos porque si solo destacas y además repites a diario aquello que no es como tú quieres que sea y pones de lado lo que sí está como tú quieres entonces «el todo en la parte» interpretará  literalmente que eso así como está es lo que quieres y seguirá siendo lo que más resaltes en tu diario vivir, ¿sabías?,  produciendo estrés, estados de angustia,  agobio y más pronto que tarde malestar… hasta llegar a la infelicidad o la enfermedad. Como dice La Espiral del YO: «todo se encuentra manifiesto en algún lugar del planeta, sólo debes ir a su encuentro». Artículo tras artículo iremos adentrándonos en ese viaje fabuloso del entendimiento  trabajando paso a paso con herramientas que nos llevarán al tan anhelado equilibrio vital mente, cuerpo y espíritu y ya jamás podremos abandonarlo. ¡Empecemos!

¿Sabes lo que quieres?

«Ve» y  dime genuinamente: tu estado alterado de reclamo, frustración, impotencia, indignación, etc. ¿Ayuda en algo? ¿Es «útil» para lo que quieres? ¿Estás consciente de los estragos que hace en tu biología y en tu historia personal? Tal vez sí o tal vez no, simplemente toma conciencia. 

Mucho se habla de lo que está sucediendo y tanto propios como ajenos cuestionan diariamente el comportamiento de unos y otros de manera destructiva, dime: ¿Sirve de algo? Las cosas son como son: hemos estado siendo sometidos a cambios tremendos. Ahora parpadea y enfoca tu mirada a la otra verdad de la que poco o nada se habla: las ganas y la disposición para seguir adelante ante cada obstáculo «viendo» cómo obtener, desarrollar  y poner en práctica con coraje, fuerza y determinación las generosas oportunidades que la vida nos brinda a cada instante.

Esto es  admirable¡míralo y rescátalo! Llévalo en tu sonrisa, en cada buen día y en cada mirada, como tu propósito y aliado.

Todo ciclo evolutivo tiene su período de caos y es del caos que surgen las reconstrucciones. Te está mostrando algo importante sobre tu historia personal y qué hacer para transformarla. Lo que sucede es que en una mente atormentada por el ruido de energías discordantes es difícil que entre la luz de la creatividad. ¡Claro, es verdad que todo es terrible, malo y feo!  ¿Qué pasa con lo estupendo, bonito y bueno, en dónde están? ¿Acaso se fueron? ¿A dónde? Será que tú les abandonaste… y solo recibes lo que eres. Pregúntate:

¿Hay algún parecido entre la situación país/mundo con algún área de mi vida: relaciones, trabajo, familia, vecindad, etc.?

¿Esta situación me saca de mi área de confort? Si es así ¿Estoy paralizada-o sin saber qué hacer? 

Sueles expresar recurrentemente: ¡Que todo vuelva a la normalidad, tan bien que estaba antes!

Observa… las preguntas que nos hacemos moldean nuestro camino…



Deja tus comentarios aquí: